Leonor Alvarez
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Zoilamérica Narváez, pareja de Carlos Ariñez Castel, denunció ayer ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que su pareja de origen boliviano fue deportado por la Dirección de Migración y Extranjería “sin motivo ni justificación alguna”.

Ariñez Castel, quien trabajaba como asesor para el Centro de Estudios Internacionales, CEI, el organismo no gubernamental que dirige Narváez, fue deportado el martes a Costa Rica, tras cuatro años de vivir en Nicaragua.

Migración y Extranjería ha explicado que la deportación de Ariñez Castel se debe a que se le había vencido su período de permanencia en el país y estaba en una situación irregular.

“Se le canceló su residencia porque ya concluyó su misión”, dijo en rueda de prensa el director en funciones de la Dirección de Migración y Extranjería, Martín Jarquín.

Jarquín no explicó cuál era la “misión” del boliviano en Nicaragua, ni precisó si ya había salido de Nicaragua ni hacia qué país. Sólo detalló que antes de la deportación “se le informó a su debido tiempo” para ver su situación, y no acudió.

Relató que cuando Ariñez fue interceptado en la vía pública, su actitud “fue tratar de enfrentar a nuestros funcionarios, al extremo de meterse a un vehículo, encerrarse y retarnos”. El funcionario aseguró que el caso del boliviano es de tipo común, ya que en lo que va de año el gobierno de Nicaragua ha deportado a 120 personas.

Zoilamérica Narváez asegura que Ariñez permanecía en el país cumpliendo todas las disposiciones migratorias.

Se declara perseguida

Narváez también denunció ante el Cenidh que desde octubre del año pasado ha padecido una “situación de persecución”, la que se intensificó en febrero de este año.

En ese sentido, aseguró que tiene todas las evidencias para demostrar quiénes están detrás de la persecución y advirtió que hará uso de todos los recursos y las leyes internacionales para hacer pública su denuncia.

Gonzalo Carrión, abogado del Cenidh, recibió la denuncia y dijo que analizarán este caso para considerar cómo hacer la denuncia a nivel internacional.

Zoilamérica Narváez llegó al Cenidh acompañada de sus hijos Alejandro y Carolina, además de trabajadores de su casa que servirían de testigos sobre el acoso.