•  |
  •  |
  • END

El cuerpo en estado de descomposición de una mujer de identidad desconocida, fue localizado a más de cuatro metros de profundidad en un desaguadero ubicado en el kilómetro 28 de la carretera hacia San Rafael del Sur, ayer por la tarde.

Un niño que buscaba leña localizó el cuerpo de la mujer de unos 25 ó 30 años, la que fue encontrada boca arriba, con un corpiño azul, sin ropa interior y con una falda café debajo de las rodillas. Se presume que fue abusada sexualmente.

Según información preliminar de un agente de la Policía de la Tercera Delegación, quizá por el clima fresco es que no se habían enterado de la presencia del cadáver, ya que no había hedor.

Las investigaciones del caso están iniciando, pero no se descarta mano criminal, y será el dictamen que emita el Instituto de Medicina Legal el que determine cómo murió y si hubo abuso sexual.

Ariel Narváez, del Instituto de Medicina Legal, manifestó que la víctima tenía más de 24 horas de muerta. Asimismo, declaró que probablemente el agua haya cubierto gran parte del cuerpo de la muchacha y por eso sólo el rostro había sido comido por las aves de rapiña.

Más de media hora trabajaron miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos en coordinación con agentes de la Policía y del Instituto de Medicina Legal, para extraer el cuerpo del desaguadero.

Vecinos cercanos al sitio del hallazgo informaron a los investigadores de la Policía que por el sector no había ninguna persona desaparecida.

Otra versión que investigan los agentes policiales, es que quizás a la muchacha la hayan ido a tirar a ese abismo, pero antes tendrán que identificarla y saber si ya había denuncia de desaparición.

Hoy se espera que esté el informe preliminar del Instituto de Medicina Legal, que corrobore o niegue las hipótesis que busca la Policía Nacional.