Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
Una fuerte reacción causó entre los padres de nueve jovencitas, la expulsión de éstas del Colegio Maranatha, de Estelí, por supuestos actos de indisciplina cometidos el pasado 14 de septiembre.

Los padres dijeron que hubo irrespeto hacia ellos y hacia sus hijas, ya que la directora, profesora Migdalia Aráuz, junto a un grupo de docentes expresaron a las muchachas que las expulsaban porque ese centro no era un lugar para pornografía.

Los padres, indignados, dijeron que indirectamente con tales expresiones les insinuaron que sus muchachas eran prostitutas.

Consultada sobre el particular, Aráuz negó tales señalamientos, y añadió que al contrario, ella como directora y varios maestros fueron los ofendidos.

Sin embargo, se logró con la delegada departamental del Mined en Estelí, profesora Angelita Cano, reincorporar a las jóvenes.

Este acuerdo fue hace cinco días e incluía la suspensión de las sanciones que les habían aplicado. Pero varias de las estudiantes no regresaron a clases.

Todo se derivó porque supuestamente un grupo de muchachas pidió a la dirección autorización para desfilar el 14 de septiembre, lo que les fue concedido, con la condición que no lo hicieran con faldas cortas ni se maquillaran en exceso.

Pero al parecer ellas no hicieron caso y llevaron los trajes para desfilar hasta el propio día de la presentación, por lo que antes de partir del colegio hacia el estadio, donde se dio el acto central, la dirección y los maestros acordaron que sólo harían la presentación en el Estadio de béisbol “Rufo Marín” y luego saldrían de escena.

Sin embargo, las muchachas hicieron caso omiso de lo que les habían dicho y se metieron al desfile sin permiso, y luego fue que se dio el intercambio de frases.

 Varios de los padres, molestos, dijeron que no enviarán más a sus hijas a ese centro escolar.