•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los municipios de Estelí y de La Trinidad priva un ambiente de consternación, tras confirmarse que las dos víctimas fatales del terrible accidente que se produjo la noche del viernes 28, en el sector conocido como la cuesta El Coyol, en el kilómetro 54 de la vía Panamericana Norte, residían en estas localidades norteñas.

Las personas fallecidas fueron identificadas como Léster González Altamirano, de 25 años, originario de Estelí, y Yamil Cardoza, de 30, de La Trinidad, quienes se supone viajaban al raid en el furgón que aparentemente invadió el carril y se estrelló contra un bus, placa M 00-34, que cubría la ruta Matagalpa-Managua. Sin embargo, la responsabilidad final será establecida por las autoridades de Tránsito en los próximos días.

De acuerdo con versiones policiales, en el bus que circulaba de norte a sur, viajaban diez pasajeros con procedencia de Matagalpa y con destino a Managua. El automotor es propiedad del transportista Luis Escoto.

El conductor del autobús fue identificado como Federico Estrada, de 38 años, quien sufrió golpes y contusiones leves. Mientras que el furgón era conducido por Yader Alexander Mairena, de 33 años. El vehículo pertenece a su padre, Julio Mairena, quien reside en Estelí.

El accidente, además de las dos víctimas fatales, dejó tres heridos, quienes fueron identificados como Juan Francisco Díaz García, de 30 años, y los hermanos Oscar y Emmanuel Montes Picado, de 35 y de 26 años, respectivamente, quienes sufrieron lesiones de consideración y tuvieron que ser trasladados a un centro asistencial capitalino, por la cercanía del lugar donde sucedió la tragedia.

Transportistas preocupados

Un ambiente de consternación se vive entre los familiares de las víctimas y entre directivos del sector transporte del servicio interurbano colectivo, quienes han reforzado las medidas preventivas para que no vuelvan a registrarse otras tragedias en las carreteras.

Yamil Cardoza, una de las víctimas fatales, era originario del municipio esteliano de La Trinidad, y era hijo del señor José Adán Cardoza, cuya familia se encuentra muy golpeada.

Apesarada por los hechos, la comisionada Elvia Hidalgo formuló un llamado tanto a los transportistas de servicio privado como del servicio colectivo, a respetar los límites de velocidad, a no aventajar en curvas, en puentes ni en pendientes.

Detalló que, por desgracia, en el departamento de Estelí estas imprudencias han provocado más de 230 accidentes automovilísticos, con saldo de ocho personas muertas y 40 lesionados.

Por su parte, el transportista esteliano Leonel Gámez, quien es miembro de la cooperativa de Transportistas del Norte, Cotrán (llamada en Estelí también terminal sur) y miembro de la Comisión de Honor y Disciplina, de la Junta Directiva del gremio, dijo que estos hechos son terribles, porque provocan la desaparición de personas valiosas, por tanto, se solidarizó con las familias dolientes.

Aunque señaló que todos los transportistas están expuestos a accidentes graves, señaló que sí es necesario que los conductores de vehículos de carga de la parte internacional sean prudentes cuando se desplazan por las carreteras nicaragüenses.

Mientras tanto, el presidente de la Cooperativa de Transportistas del Norte, Luis Enrique Benavides, también conocida como Contrán Norte, externó su preocupación por la ola de accidentes de tránsito registrada en el país.

Como directivo del sector transporte, Benavides recomendó que para evitar que sus conductores se vean involucrados en accidentes de tránsito, deben asegurarse antes de que se vaya el autobús, se vele por que los choferes no manejen si tienen aliento etílico. También ha recomendado que los conductores duerman y descansen lo suficiente, para que luego el cansancio no los haga cometer una imprudencia.

Finalmente, llamó a la Policía a practicar mano dura con los conductores de furgones de carga internacional, que cometen imprudencias al transitar por Nicaragua.

Luego del impacto entre el bus y el furgón, otro cabezal placa hondureña RV 62-60, conducido por Antonio Fonseca Velázquez, colisionó contra los vehículos, pero por suerte salió ileso.

Identidad de fallecidos

Los fallecidos son Léster González Altamirano, de 25 años, originario de Estelí, y Yamil Cardoza, de 30, originario de La Trinidad, quienes supuestamente viajaban al raid en el furgón que impactó contra un bus que cubría la ruta Matagalpa-Managua. Las autoridades de Tránsito están investigando el accidente que dejó también tres personas lesionadas.