•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La violencia es un problema que afecta sensiblemente a los centros de estudios en todo el mundo. Cada año más de 350 millones de niños, niñas y jóvenes son víctimas de algún tipo de violencia en sus escuelas según datos del Organismo no Gubernamental Plan Nicaragua. La violencia incide en la vida de la niñez y juventud y se vuelve una cadena que trasciende a sus familias y la comunidad donde viven.

Diversos estudios establecen que la niñez y juventud sufren violencia escolar que se expresa a través del castigo corporal; el abuso verbal y emocional, el hostigamiento escolar; los crímenes con pistolas y cuchillos; y las agresiones sexuales. Este particular tipo de violencia tiene lugar tanto dentro como en los alrededores de los centros de enseñanza.

En 14 de los 19 países latinoamericanos no hay ley que se oponga a que docentes golpeen a sus estudiantes. La violencia escolar se interpone en la contribución que hace la educación de calidad a la eliminación de la pobreza y la mejora en la calidad de vida de niños, niñas y jóvenes. Para erradicar la violencia escolar se requiere un cambio de paradigma y el compromiso de personas, gobiernos y organismos internacionales.

En Nicaragua
La directora del instituto capitalino Benjamín Zeledón, Mayra Cortez, dice que usualmente a los docentes “los saca de quicio” los estudiantes que se levantan y salen del aula sin pedir permiso.

O bien los que se cruzan la tapia del colegio, los que llegan tarde a clases y los que  no llegan “nítidos” con su uniforme. “Eso a veces nos enoja y no está bien”, admite la educadora.

La procuradora especial de la niñez y la adolescencia, Norma Moreno, refiere que en el país hay por lo menos 89 colegios de educación primaria donde predomina el castigo físico y “humillante”.

O sea “maestros que por ejemplo le pegan a sus alumnos con metro (una regla que mide un metro) como corrección disciplinaria y eso infunde más bien miedo”, sostiene Moreno.

A eso el director de Plan Internacional en Nicaragua, Horacio Torres, agrega otro efecto: la deserción y violencia escolar que se manifiesta en robos, golpes y hasta agresiones sexuales.

Sólo en Nicaragua, de acuerdo con Plan, el 48.3 por ciento de los estudiantes son objeto de robo; el 45.3 por ciento son insultados; el 37.5 por ciento son golpeados; el 25.5 por ciento son amenazados y un 4 por ciento son víctimas de agresión sexual, entre otras cosas. En ese contexto los niños y niñas son los más vulnerables.

Pero para corregir eso el organismo descrito junto al Ministerio de Educación (Mined) está ejecutando la campaña Aprende Sin Miedo que tendrá una duración de tres años. Según el titular del Mined, Miguel De Castilla, ésta abarcará a todos los centros escolares del territorio, tanto a nivel de Primaria como Secundaria.

Cobertura total
Es decir que cubrirá a más de 9 mil colegios y a por lo menos 1. 6 millones de estudiantes del país. “Además de profesores, padres y madres de familia”, aclara el funcionario.

Torres explica que el proyecto se aplicará echando mano de póster, talleres, conferencias, simposios y capacitaciones constantes sobre la cultura de paz enfocados en “lo que dice el ministro: maestros, alumnos y padres de familia”, reitera Torres.

“Eso formará incluso parte del currículum escolar y entre ellos integrarán comités escolares que servirán como vigilantes del programa”, menciona el director de Plan. De Castilla añade además que el área de Consejería Escolar será la contraparte del método, lo que fortalecerá su aplicación. 

Aunque de entrada tanto De Castilla como Moreno y Torres confían en los buenos resultados de la campaña, el titular de Educación apuesta a que incidirá en la reducción de la violencia en los colegios y su entorno.

Moreno cree, por su parte, que el programa sin duda “fomentará la educación de calidad”, mientras que Torres espera que tras la ejecución de Aprende Sin Miedo “salga” una ley en Nicaragua que prohíba el castigo físico y verbal en los centros escolares. Pero para eso habrá que esperar hasta el 2011.

Plan Mundial
Aprende Sin Miedo se está aplicando en Tailandia, Kenia, Senegal,  Colombia, Guatemala, El Salvador, Bolivia, Ecuador, Brasil, Paraguay, República Dominicana, Haití y Nicaragua.

Plan Internacional calcula que en la campaña están incluidas como mínimo 5 mil escuelas. Aunque en el caso de Nicaragua se superará esa cifra.

Plan Internacional es miembro consultivo del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.