•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ayer llegaron a la Catedral de Managua imágenes antiguas de la Sangre de Cristo, para conmemorar los 375 años de esta venerada imagen, la cual es albergada por el más grande templo católico capitalino.

El vicario Carlos Hansal explicó que la Sangre de Cristo se celebra el último sábado de junio, cuando la imagen es bajada de su altar, y en la primera semana de julio se realizan las actividades festivas en las que tradicionalmente participan otras imágenes similares.

Esta vez llegaron a Catedral las imágenes del Cristo Agonizante del Rosario, de Managua, con 157 años de existencia; la del Señor de la Trinidad, de Masatepe, con 309 años; la del Señor de Esquipulas, de Carretera a Masaya, con 160 años, y la Sangre de Cristo de la iglesia El Calvario, de Managua, con 160 años.

También fue llevada una réplica de la Sangre de Cristo de Esquipulas, de La Conquista, Carazo, y el Cristo de la Suspensión, que es venerado en la parroquia El Redentor, de la capital, que tiene más de un siglo.

Cientos de feligreses que acuden a la tradicional misa dominical de Catedral, aprovecharon la ocasión para acercarse a las imágenes y pedir su intercesión para alcanzar algún milagro, o simplemente para venerarlas.

La réplica de La Conquista

Pedro Dávila Cruz, coordinador de la cofradía de la Sangre de Cristo de Esquipulas, dijo que esta imagen se quedó en La Conquista en 1846, cuando un sacerdote español que escapaba de unos indígenas la dejó en una poza del río del lugar, que en aquellos tiempos era llamado Valle de Buenaventura o Valle de Santa Teresa.

Dávila explicó que la imagen que ayer llegó a la Catedral de Managua es una réplica donada por un ciudadano que recibió un milagro, pues la original, de 167 años, es pequeña y permanece guardada en la parroquia de La Conquista.