•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los 512 estudiantes de la Escuela “Helena Ortiz de Flores”, que resultó afectada por el pequeño tornado registrado el domingo en Masaya, podrán volver hoy a sus clases, confirmó Guillermo Antonio Martínez, delegado municipal del Ministerio de Educación, Mined, en este departamento.

Según Martínez, una cuadrilla de la Alcaldía de Masaya taló el árbol de madroño que cayó sobre dos aulas de un pabellón donde atienden a estudiantes de preescolar y de primer grado. Este percance fue producto del tornado que sorprendió a la comunidad indígena la tarde del domingo.

El delegado del Mined orientó a Katy Rueda, directora del centro escolar, buscar dos viviendas para que los estudiantes afectados puedan recibir sus clases.

“En caso de que no se encuentren dos viviendas, solicitaremos tres toldos a la Alcaldía, para que los alumnos reciban sus clases en el patio de la escuela”, indicó Martínez.

El funcionario explicó que “el mobiliario está intacto, no vamos a suspender las clases; vamos a realizar una valoración para buscar una solución, de forma que los alumnos no pierdan clases, porque están a punto de salir de vacaciones”.

Rodeados de árboles

El delegado del Mined en Masaya comentó que no pueden cortar los enormes árboles que rodean la escuela, por tratarse de especies de madera preciosa.

“Vamos a consultar con Medio Ambiente de la Alcaldía de Masaya, al Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, para ver qué solución podemos encontrar, ya que, de no ser así, siempre los alumnos estarían expuestos al peligro”, comentó Martínez.

 

Envian ayuda

En una nota de prensa, Benardino Bermúdez, responsable de la Defensa Civil en el departamento de Masaya, informó que el tornado afectó 18 viviendas; 14 en el barrio Monimbó y cuatro en el “Camilo Ortega” Etapa 2, de las cuales cinco resultaron con daño total y 13 con afectaciones parciales.

El Comité Municipal de Mitigación y Atención de Desas-tres, Comupred, llevó cinco paquetes de ayuda a igual número de familias, los cuales contenían productos básicos, artículos de higiene, medicinas, además de colchonetas. A las familias que el tornado se les llevó sus techos, se les está colocando perlines y láminas de zinc, agrega la comunicación enviada por las autoridades.