•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Instituto Nicara-güense de Seguridad Social, INSS, aumentó en el primer cuatrimestre de este año en 157.2% su adquisición de activos no financieros, como terrenos, equipos y otros, informó ayer el Banco Central, BCN. La institución añadió que en ese mismo período el superávit del INSS, después de donaciones, disminuyó en 18.8%.

El Nuevo Diario trató de buscar reacciones al informe, pero no fue posible conseguir una declaración de parte del INSS.

Según el Boletín de Finanzas Públicas del BCN, de enero a abril de 2012 el INSS invirtió en la adquisición neta de activos no financieros C$110.6 millones, pero en el mismo período de este año la suma ascendió a C$284.5 millones, es decir, que las compras de la institución aumentaron

en 157.2%.

Asimismo, el informe detalló que en el primer cuatrimestre de 2013 el superávit, después de donaciones, fue de C$342.3 millones, menor en 18.8% al que registró en el mismo período de 2012, cuando sumó C$418.6 millones.

¿Son retornables las inversiones?

A juicio del economista René Vallecillo, si la adquisición neta de activos no financieros está creciendo a ese ritmo, es porque la institución realiza grandes inversiones.

“Si el superávit o déficit de efectivo disminuye y la adquisición neta de activos no financieros se incrementa, es porque se están realizando inversiones con el dinero de los asegurados, habría que ver si las mismas son rentables, en qué se está invirtiendo y cuál es la tasa de retorno de esas inversiones”, señaló Vallecillo.

En 2011, las adquisiciones netas de activos no financieros del INSS sumaron C$226.7 millones, mientras que en 2012 se incrementaron hasta los C$427.2 millones.

El caso del superávit, después de donaciones, ha sido todo lo contrario. Ese rubro pasó de C$1,451.4 millones en 2011 a los C$385.7 millones en 2012, es decir, que se redujo en 73.4%.

Según el anuario estadístico 2012 del INSS, durante ese año se adquirieron propiedades para delegaciones en ocho departamentos y regiones del país y se remodelaron otros edificios.

“La inversión en infraestructura, equipamiento, contratación de personal y capacitación, ha tenido como resultado un servicio más ágil y eficiente a la población de asegurados, beneficiarios y pensionados”, detalla el anuario estadístico de la institución.

Gastos e ingresos aumentan

Por otro lado, según el Boletín de Finanzas Públicas del BCN, los gastos del Seguro Social se incrementaron en 19.4% en el primer cuatrimestre de 2013, al sumar C$4,021.8 millones frente a C$3,366.7 millones en el primer cuatrimestre de 2012.

Mientras, los ingresos de la institución aumentaron en 19.3% en el período descrito, al pasar de C$3,891.3 millones en 2012 a C$4,645.5 millones en 2013.

Los mayores gastos

Las mayores erogaciones --según el informe oficial-- se han concentrado en el gasto de capital y en gastos corrientes, derivados de las prestaciones médicas en todos los programas, así como los pagos de pensiones e indemnizaciones.

En tanto, los ingresos totales a abril crecieron sustentados por las contribuciones sociales debido al aumento de nuevos asegurados (7.6%).

“Los ingresos corrientes de las inversiones aumentaron 54.8% en el primer cuatrimestre de este año, con respecto al mismo período de 2012, producto de mayores intereses ganados en títulos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público”, señala el informe de Finanzas Públicas del primer cuatrimestre de 2013.

 

Asegurados y pensionados

El número de asegurados en el INSS pasó de 614,900 en 2011 a 661,600, y los ingresos por cotizaciones pasaron de C$3,516.3 millones a C$4,071 millones entre un año y otro.

En el caso de los pensionados, la cifra pasó de 138,700 en 2011 a 147,900 en 2012.

El gasto en pensiones, dijo el Banco Central, era de C$1,795.8 millones en 2011, y al 2012 ascendió a C$2,155.3 millones.

Hace dos semanas, Roberto López, Presidente Ejecutivo del INSS, sostuvo que no se puede pagar una pensión reducida a 54,872 personas que cotizaron entre 250 y 750 semanas, porque representaría un gasto de C$2,354 millones al año.