• San Carlos, Rio San Juan |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En el departamento de Río San Juan es indispensable la construcción de un complejo judicial, ya que actualmente los juzgados y sus dependencias están ubicados en tres viviendas particulares que son muy pequeñas, poco ventiladas, y no cuentan con las condiciones adecuadas para trabajar y para atender cómodamente al público.

Trabajadores del Poder Judicial expresaron a El Nuevo Diario que se ha buscado la forma de remediar las cosas, pero que en San Carlos no existe un lugar amplio en donde puedan alojarse todas las áreas de justicia, y por eso decidieron juntar la mayoría en un solo lugar, evitando que los usuarios anden de un lado a otro.

Así que en una de las viviendas se ubicaron siete dependencias que incluyen: Clínica Forense, Defensoría Pública, Juzgados de Audiencias, Distrito Civil, Local Penal, Local Civil y Delegación Administrativa.

En este caso, la vivienda es de dos pisos, uno de ellos subterráneo, en donde están la Defensoría Pública y el Juzgado Local Penal, y para ir a estos sitios hay que bajar gradas angostas e inclinadas, por lo tanto, no pueden bajar ancianos ni minusválidos.

En las salas de juicio de San Carlos no se puede celebrar juicios en los que estén involucradas varias personas, por lo que en estos casos, los muebles y el personal judicial se trasladan a la cancha municipal o al Museo de la Fortaleza.

Salas ardientes

Detrás de dicha vivienda está el mercado de San Carlos, por lo que el ruido y el humo de las comiderías incomodan a quienes trabajan en el segundo piso.

El Juez de Distrito de Audiencias, Heberto Castellón, aseguró que “las condiciones que tenemos en el Juzgado son bastante deprimentes. Las salas no tienen cielo raso ni aire acondicionado, es encerrado, y cuando hay sol he medido hasta 42 grados de temperatura. Cuando hay lluvia, el ruido no permite escuchar la declaración de los testigos, entonces hay que suspender”.

Del mismo modo, explicó que está consciente de que para administrar justicia no es necesario un gran palacio, porque puede hacerse hasta debajo de un árbol, siempre y cuando no haya otras interferencias, y en este caso tienen el ruido del mercado y el humo de las comiderías que se les mete a las oficinas.

“Eso ya lo he planteado a la Corte Suprema de Justicia, y me prometieron que van a mejorar las condiciones laborales, y que van a hacer algunas mejoras en ese sentido”, indicó Castellón.

“Un departamento abandonado”

Según el abogado José Tomás Murillo, del departamento de Río San Juan, este departamento está abandonado por el Poder Judicial, porque no cuenta con Juzgados de Menores, de Violencia Intrafamiliar, y mucho menos con un juez que maneje este tipo de casos.

“Hace poco fue aprobado el nuevo Código Procesal Laboral, y debería haber un juez aquí, pero no hay. Así que cualquier persona de Río San Juan que desee interponer una demanda laboral tiene que viajar hasta Juigalpa, Chontales, por lo que se les violenta ese derecho a los trabajadores de este departamento”, manifestó.

Problema antiguo

Alba Marina Vargas, Juez de Distrito Civil de Río San Juan, señaló que es evidente que las condiciones en los Juzgados de San Carlos no son las mejores para un departamento y su cabecera, y esa situación ha estado así desde que ellos llegaron a esta región.

Sin embargo, consideró que eso no ha sido por negligencia del Poder Judicial, sino porque en San Carlos fue el único lugar más grande que pudieron encontrar.

“Eso ocasiona que el Registro no esté con nosotros en el mismo plantel, tampoco está el Juzgado de Juicio. En San Carlos no existe un lugar grande para reunir todas las dependencias judiciales, por lo que la necesidad de que se cree un complejo judicial es imprescindible”, dijo.