•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente Daniel Ortega anunció durante el acto en conmemoración del 34 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, que firmó un Decreto de Reforma al Reglamento de la Ley de Seguridad Social, Decreto 975, con el fin de dar respuesta a los adultos mayores que desde 2007 solicitan una pensión reducida por vejez debido a que no cumplieron con las 750 semanas de cotización mínima establecidas.

Ortega recordó que dicho Reglamento fue aprobado en 1982 y reformado posteriormente en 1994, durante la Administración de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro.

“Se emitió un decreto que establecía el derecho a la pensión de invalidez para el asegurado que hubiese cotizado cuotas no completas. Eso se estableció con el Gobierno del Frente Sandinista; fíjense bien lo que es la verdad, la historia. Luego llegó el Gobierno de la derecha, el Gobierno impuesto por Bush padre. Ellos emitieron el Decreto 35-94 y lo que hicieron fue borrar el derecho que el Gobierno del Frente Sandinista le había dado a los asegurados que no tenían sus cuotas completas”, dijo.

El Decreto promulgado por Ortega y que anunció anoche durante un acto multitudinario, reforma el artículo 44 del Reglamento, que se leerá así, según lo que dijo Ortega: “Tendrá derecho a la pensión de invalidez el asegurado no mayor de 60 años que sea declarado inválido y que haya cotizado 150 semanas dentro de los últimos seis años que precedan a la fecha de la causa que dio origen a la invalidez, o haya acreditado el período de calificaciones prescrito para la vejez”.

El mandatario agregó: “Se establecen las tablas de acuerdo al número de cotizaciones, de tal manera que cumplamos con este principio: desde 250 hasta 450 semanas cotizadas va a recibir el asegurado C$1,200; de 451 hasta 600 semanas C$2,000; de 601 hasta 749 semanas C$2,800”.

“Nosotros no hemos sido insensibles, sencillamente es un problema que heredamos, un problema de forma financiero. Mientras encontrábamos formas, lo que hicimos fue aprobar un bono para 8,000 jubilados, que lo han estado recibiendo mes a mes. Ahora esto pasa a ser Ley de la República y, por lo tanto, del Instituto Nacional de Seguridad Social y queda derogado, por lo tanto queda borrado el artículo que impusieron los neoliberales en 1994”.

Unos 15,000 afiliados a la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM) reclaman una pensión reducida de vejez desde 2007. Actualmente 8,000 de ellos reciben un bono gubernamental que va de los C$1,200 a los C$2,800, así como servicios médicos y apoyo técnico.

Sin embargo, el artículo 49 de la Ley de Seguridad Social establece que “podrán concederse pensiones reducidas no menores del 40% del salario prescrito para aquellos casos en que habiendo el asegurado cumplido la edad de retiro, no haya cumplido el período de calificación, siempre que acredite como mínimo absoluto cinco años de pagos de cotizaciones”.

El Nuevo Diario intentó comunicarse ayer con el dirigente de la UNAM, Porfirio García, sin embargo no contestó sus teléfonos celulares. Recientemente el Gobierno restableció las negociaciones con esa organización con el propósito de dar una respuesta a su demanda.

A criterio del especialista en seguridad social, Jorge Toledo Aguilar, el presidente Ortega debió restituir el artículo 56 y no el 44 del Reglamento --ambos derogados durante la Administración de Violeta Barrios de Chamorro a través del Decreto 35-94 al que el mandatario hizo referencia-- debido a que los ancianos demandan una pensión reducida y no una pensión de invalidez, y era el 56 el que establecía el cálculo de dicha pensión.

Estudios del Canal cuestan US$400 millones

Durante su discurso, el mandatario reiteró que la construcción del Canal Interoceánico dependerá de los estudios de factibilidad que actualmente se están realizando y precisó que cuestan US$400 millones.

“(La construcción) va a depender de los estudios que se están haciendo, estudios de factibilidad que se están haciendo, son muy costosos, andan por los US$400 millones”, dijo Ortega tras insistir que Nicaragua tiene oportunidades de progresar aun sin la construcción del Canal Interoceánico.

Ortega, ante miles de simpatizantes sandinistas, agradeció en múltiples ocasiones la solidaridad de Venezuela y de su fallecido presidente Hugo Chávez. “Gracias a nuestro Señor Jesucristo que puso a Chávez en nuestro camino”, dijo.