• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Luis Medina Amoreti, quien desde el año 2011 se encontraba prófugo de la justicia nicaragüense, por el delito de tráfico de drogas en modalidad de expendio, fue capturado por la Policía de Costa Rica, en una casa abandonada en Playa Papaturro, cantón La Cruz, Guanacaste.

Según reportes de medios costarricenses, Medina Amoreti fue capturado junto a tres sujetos más, encontrándosele en su poder un fusil AK-47 con 86 proyectiles distribuidos en tres cargadores, por lo que sería puesto a la orden de la Fiscalía de Liberia, donde podría ser procesado por violación a la Ley de Armas y Explosivos.

La Policía Nacional de Nicaragua vinculó en el 2007 a Medina Amoreti, por ser presunto integrante de una banda de narcotraficantes que se dio cita con otro grupo entre el kilómetro 117 y 118 de la Carretera Panamericana Sur, para efectuar una transacción de droga.

No obstante, en ese momento se registró un tiroteo entre ambos grupos, donde perdió la vida el agente encubierto suboficial Rómulo García Velásquez.

Por este hecho, en el mes de diciembre del mismo año, Amoreti fue acusado ante los tribunales de justicia, en Rivas, por los delitos de asesinato, lesiones y asociación para delinquir, sin embargo, fue puesto en libertad por un jurado de conciencia.

Le ocuparon coca

Medina Amoreti, quien posee cédulas de identidad nicaragüense y costarricense, era prófugo de la justicia nicaragüense, con orden de captura, porque agentes antinarcóticos en un allanamiento a su vivienda ubicada en un barrio rivense, le ocuparon 46 gramos de cocaína.

Walkiria Maribel Muñiz, esposa de Medina Amoreti, junto a Carlos Silva Mojica y José Luis Escobar fueron condenados en junio del 2011 a cinco años de prisión por el juez de Juicio de Rivas, por el delito de tráfico de drogas en modalidad de expendio, mientras el inmueble fue ocupado por la Policía Nacional.