• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ante el estado de emergencia nacional decretado el martes en Honduras por la epidemia de dengue, el alcalde del municipio de Somotillo, Kenny Espinoza Gaitán, solicitará de inmediato al Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais, de Chinandega, realizar un cordón epidemiológico en la frontera Norte.

“El propósito es realizar actividades de prevención, fumigación, abatización y limpieza de terrenos en las comarcas situadas en el borde fronterizo con Honduras, y continuar esas tareas en barrios y en otras comunidades de nuestro municipio, que ha sido uno de los más afectados por esa enfermedad”, expresó el edil.

El alcalde agregó que las autoridades sanitarias fumigan los vehículos que entran a través del puesto fronterizo de El Guasaule, y propondrá al Silais que con el puesto médico que ahí funciona, examinen a todas las personas provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

“Debemos actuar con rapidez. Si se detecta a personas que vienen del norte con síntomas de esa u otra enfermedad, como el H1N1 y leptospirosis, hay que reportarlas”, indicó.

Espinoza dijo que hasta el 24 de julio del corriente año, se han reportado en el municipio de Somotillo 195 casos sospechosos de dengue, y 13 casos positivos.

El Gobierno de Honduras declaró situación de emergencia nacional por la epidemia que sufre el país, que ha provocado la muerte de 16 personas en lo que va de año, y los hospitales se preparan para enfrentarla.

Según las autoridades sanitarias de Honduras, hay 1,839 hondureños afectados por dengue hemorrágico, y alrededor de 12,000 casos registrados en varias partes del territorio de ese país.

La emergencia se aprobó durante el Consejo de Ministros en Islas de la Bahía, archipiélago perteneciente a Honduras, impulsada por el ministro de Salud, Salvador Pineda, quien declaró que “lo peor del dengue está por venir”.

Meses críticos

El ministro de Salud de Honduras advirtió que los próximos tres meses serán críticos, porque el dengue seguirá propagándose por todo el país, por lo que demandó mayores acciones y solicitó la participación de toda la sociedad.

Minsa en campaña en Estelí

Máximo Rugama / Corresponsal Estelí

El Ministerio de Salud de Estelí impulsa el segundo ciclo de abatización y de fumigación del período lluvioso, en procura de continuar fortaleciendo la lucha contra el dengue, la leptospirosis, la diarrea y las infecciones respiratorias aguas.

Las autoridades sanitarias concluyeron el proceso de visita a unas 30,800 casas solo en el municipio de Estelí, donde impartieron charlas sobre la necesidad y sobre la importancia de desarrollar jornadas permanentes de limpieza ambiental y de higiene personal, a fin de prevenir o enfrentar males como el dengue, la leptospirosis, la diarrea y las infecciones respiratorias agudas.

El doctor Víctor Octavio Triminio Zavala, delegado del Minsa para el departamento de Estelí, indicó que en el segundo ciclo trabajarán en las acciones de terreno, es decir, en la destrucción de criaderos de zancudos, en la eliminación de basureros y en las charlas con la población.

El porcentaje de casas que son encontradas cerradas por los brigadistas es mínimo, pero no es porque no quieran que ingresen a las viviendas, sino porque sus moradores salen a trabajar a zonas que están distantes de la ciudad.

Mecanismos como avisar días antes de que pasen los brigadistas para que las familias dejen a un miembro o a un vecino encargado del inmueble, ha sido de vital importancia en la reducción de los porcentajes de casas que se quedan sin fumigar o abatizar.