• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

Las fiestas populares de Managua iniciaron oficialmente hoy en el sureste de la ciudad, con una multitud que acudió a la comunidad rural de Las Sierritas para trasladar la imagen de Santo Domingo de Guzmán hacia el norte de la capital, en una procesión de diez kilómetros hasta la iglesia dedicada a este santo, que puede extenderse hasta media tarde.

La imagen de Santo Domingo fue bajada de su altar en la iglesia de Las Sierritas al amanecer de este jueves, entre aplausos, música de filarmónica, bailes y promesas.

El 10 de agosto regresará al mismo altar, tras su visita anual de diez días por la ciudad de Managua.

La imagen de Santo Domingo visita cada año en Managua porque fue descubierta en Las Sierritas, pero quienes avalaron su autenticidad fueron sacerdotes de la ciudad capital.

Investigaciones del historiador Roberto Sánchez indican que, ante la popularidad de la imagen tras ser descubierta a medidos de 1800, la iglesia Católica acordó que esta permanecería casi todo el año en la iglesia de Las Sierritas, pero visitaría Managua por diez días cada año.

Según autoridades de la alcaldía de Managua, estas son las fiestas populares más concurridas de Nicaragua, ya que la romería puede atraer a más de 100.000 personas en el traslado de la imagende Las Sierritas hacia la ciudad y otro tanto en el camino de regreso.

Dos organizaciones no gubernamentales, conocidas como "cargadores tradicionalistas" de las Sierritas y de Managua, custodian y cargan la imagen de Santo Domingo en su trono de madera durante en todo el recorrido.

Además de cargar, custodiar y trasladar a la imagen, los tradicionalistas tienen la obligación de bailar mientras llevan el trono a cuestas.

Unas 20 personas a la vez soportan la carga, y cada uno baila a su propio ritmo, por lo que la imagen de Santo Domingo no siempre marcha hacia adelante.

Cada año la Policía Nacional destina hasta 3.000 efectivos para resguardar estas fiestas, que se extienden hasta el 10 de agosto, cuando la imagen de Santo Domingo es llevada de regreso a Las Sierritas.

Además del traslado de la imagen, los habitantes de Managua celebran veladas como la de las Vacas Culonas, el Palo Lucio, la Vela del Barco, la Vela del Arco, y los recorridos de Santo Domingo en los barrios orientales y del suroeste de Managua.

Las Vacas Culonas son hombres que cargan una ligera indumentaria con cuernos que se asemeja a una vaca.

El Palo Lucio es un poste de unos 40 pies de altura embadurnado con grasa y quien alcanza la cima gana premios valorados en miles de dólares, aunque esto no siempre ocurre.

La Vela del Barco es una fiesta nocturna en las calles del sureste de Managua junto a un barco con ruedas en el que los habitantes trasladan a Santo Domingo en parte de su recorrido dentro de la ciudad.

En cada fiesta y romería predominan el alcohol y la música, pero también creyentes que pagan promesa a Santo Domingo de Guzmán por algún favor recibido.

Por eso no es extraño ver gente caminando de rodillas, ancianas bailando hasta el cansancio y jóvenes bañados en aceite negro.

Estas fiestas se celebran desde 1885, según los registros históricos, aunque hay historiadores, como Clemente Guido, que sostienen que estas pudieron surgir entre 1821 y 1868.