• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En los primeros siete meses del año, la Policía registra 15 mil accidentes de tránsito que han ocasionado 340 muertes, de ellas 55 entre León y Chinandega, en un nuevo “tramo de la muerte”. Además, ha suspendido 1,326 licencias de conducir y a 80 conductores se les ha cancelado de por vida su documento.

En Nicaragua, diariamente una persona pierde la vida en las vías, y ocurren 60 accidentes que dejan pérdidas materiales y ciudadanos lesionados.

accidentes muertos web

Entre las medidas para disminuir esos índices de accidentalidad, la Policía desarrolla planes de vigilancia en las carreteras para sancionar a quienes conducen ebrios.

En lo que va de este año se le suspendió la licencia de conducir a 393 más que en el mismo período del año pasado, lo cual representa un incremento de 42%.

Suspendidos de por vida

La Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito –Ley 431– contempla, además de la suspensión temporal, sanciones económicas de C$1,500 por esa falta y también estipula la cancelación de por vida de la licencia de conducir, medida que este año se ha aplicado a 80 choferes, 20 más que en 2012.

Ante el grave índice de accidentes de tránsito en el país, la Policía presentó en junio ante la Asamblea Nacional, un proyecto de reforma a la Ley 431 en el cual propone “reevaluar” las multas económicas por infracciones. En el caso de quienes manejen ebrios plantean sanciones de C$2,500 y de hasta un año de cárcel.

Accidentes y muertes

En los primeros siete meses de 2013, diariamente ocurren 61.2 accidentes, para un total de 15,159 accidentes, de los cuales en 2,668 ha resultado víctimas. Eso indica un aumento de 417 accidentes respecto de 2012, año que reflejó la ocurrencia de 14,724 accidentes.

También las estadísticas policiales indican que diariamente una persona pierde la vida en las vías del país y que se producen 61.7 accidentes.

El saldo mortal a julio de este año es de 340 personas, un indicador irónicamente positivo, pues en 2012 a la fecha 397 personas habían fallecido por esa causa.

Managua encabeza accidentalidad

Managua es el departamento del país que encabeza la lista de accidentalidad y muerte en las vías. El informe de Tránsito refiere que en la capital se han producido 10,614 accidentes y han muerto 111 personas, apenas 3 menos que en 2012.

León (771), Chinandega (538), Matagalpa (446), Masaya (408) y Rivas (311) son los departamentos del país donde más accidentes se han presentado este año.

En tanto los sitios que encabezan la lista de fallecidos en accidentes de tránsito son: Chinandega con 31; Matagalpa con 28; León con 24; Masaya con 19; y Rivas y Chontales con 17, respectivamente.

Diez multas por semana a ebrios

En el caso de Chinandega –donde 6 personas más han muerto en accidentes respecto de 2012– la Policía departamental informa que semanalmente aplican un promedio de 10 multas por manejar en estado de ebriedad y 18 por presentar aliento alcohólico, según confirmó el subcomisionado Antonio Quintanilla García, jefe departamental de Regulación Operativa, tras informar que en promedio imponen 3,157 multas mensuales.

Durante el mes de julio, en León aplicaron 1,715 tarjetas amarillas y 1,185 tarjetas rojas de las cuales 30 fueron por conducir en estado de ebriedad, 153 por conducir con licencias vencidas y 286 por conducir sin casco protector.

Borrachos son peligro en Masaya

Conducir en estado de ebriedad es una de las principales causas de accidentes de tránsito con víctimas mortales en Masaya. Tal es el caso del motociclista Harold José Hernández Carballo, de 30 años, quien el fin de semana en estado de ebriedad se estrelló contra la moto manejada por Pedro Ernesto Páez García, quien falleció instantáneamente. El alcoholímetro reveló que Hernández conducía con 1.39 grados de alcohol por litro de sangre.

Según el suboficial Franklin López, de la Secretaría Ejecutiva de la Policía de Masaya, de los 16 homicidios imprudentes ocurridos en el primer semestre, en 6 casos se vieron involucrados conductores en estado de ebriedad. A julio el número de fallecidos alcanza los 19, uno menos que en 2012.

Estelí con 11 fallecidos

En general, a la semana aplican unas 210 multas por distintas infracciones, no obstante, el departamento presenta altos índices de accidentalidad: 281 accidentes y 11 fallecidos a julio del presente año.

(Con la colaboración de: Róger Olivas, José Luis González, Orlando Barrios y Máximo Rugama)

Mandos de Policía de Tránsito leen más allá de los números

Humanos detrás de estadísticas

Juan Ramón Huerta

“Pueden estar todos los policías del país en las calles, pero en un segundo, un borracho mata a ocho y deja 30 personas lesionadas”. La frase del Jefe Nacional de Tránsito, comisionado mayor Roberto González Kraudy, no es de impotencia sino que ilustra cómo es que se acumulan las estadísticas de muertes y lesionados en el país, pese a los vehementes llamados a la prevención y al involucramiento de los sectores para detener este fenómeno.

El alto cargo de la Policía Nacional muestra el consolidado estadístico de siete meses, pero “que conste, ahí no va el caso de esta madrugada en Las Sierras de Santo Domingo, cuando el conductor de un camión propiedad de la Alcaldía de Managua se pasó llevando a 16 personas que suerteramente sus lesiones no fueron graves”, expresa con suma preocupación.

Entonces, “¿cuál es el problema?”, se pregunta, y él mismo responde: “Solo se montan en los vehículos, no chequean los frenos, y eso ocasiona accidentes como este”, reflexiona.

Para qué sirven las estadísticas

Los mandos de Tránsito de la Policía Nacional creen no hacer mucho con las estadísticas, “le corresponde a la sociedad asumir conductas diferentes, valores diferentes, acciones distintas”, acota el comisionado mayor González Kraudy mientras el comisionado Iván Escobar recuerda que han avanzado en la señalización en municipios como Matagalpa, Río Blanco, Matiguás, Masaya”, como una de las acciones para evitar accidentes en las ciudades.

González y Escobar también explican que existe el “Plan Carretera” y han detectado un hecho muy grave. Para el común de las personas, a través de los medios se conoce “el tramo de la muerte” comprendido entre Tipitapa y San Benito, sobre la carretera Panamericana Norte, sin embargo, las muertes en ese sector han disminuido notablemente, pero ahora existe otro entre León y Chinandega.

Un caso para preocuparse

“En menos de treinta kilómetros, en lo que va del año 2013, han ocurrido 55 muertes”, un indicador que los llama a una nueva reflexión: “¿Qué está pasando ahí?”

Una de las ironías más tristes escuchadas es que la proyección de la Policía de Tránsito, para el año 2013, es que mueran 780 personas. En el año 2012 murieron 679.

Pero más irónico es saber que mientras en Nicaragua haya más y mejores carreteras, habrá más vehículos circulando a mayores velocidades y eso aumenta las estadísticas de muertes y lesionados en las vías.

“Dios quiera que siga el promedio de 50 muertes por mes, para que en diciembre se refleje la cifra proyectada”, dice el jefe nacional de Tránsito.

Límites de la prevención

“Hay conductas particulares que salen desde los sentimientos y actitudes de quienes van en el volante y que no se corrigen con las medidas preventivas”, sostiene el comisionado González al recordar que hace unos años, en Jinotega, “un conductor de bus manoseaba a una joven mientras conducía, perdió el control, se fue a un abismo y causó muertes y 40 lesionados”. Públicamente se dijo que fue “por falta de pericia”.

Un joven a bordo de una moto

“Los jóvenes a bordo de una moto se sienten poderosos, sortean a la Policía, se sienten invencibles, les gusta lo prohibido, la aventura. Al final mueren o matan a otras personas”, expresa el comisionado Iván Escobar.

Motociclistas a la carga

En los últimos dos fines de semana, las cifras de muertes por accidentes han sido muy trágicas: 20 y 12 muertes. Cifras para reflexionar. En ambos casos han estado involucrados motociclistas en violentos encontronazos.

En un improvisado parqueo de Managua, la Policía tiene cerca de quinientas motocicletas ocupadas, pero sus dueños no las reclaman. ¿Por qué?, preguntamos al comisionado Iván Escobar, jefe de la secretaría de Tránsito Nacional.

“Sencillo, son motos ocupadas a jóvenes que conducían a altas velocidades, en estado de ebriedad, en competencias o con luces apagadas, pero que sus padres no vienen porque muchas están modificadas”.

Escobar explica, además, que “muchos padres son adinerados y en vez de enfrentar un tedioso proceso con sus hijos ante la autoridad, les resulta más barato comprarles otra. Ahora las escuadras de jóvenes a bordo de motos modificadas comienzan surgir, pero les vamos a caer de nuevo”, advierte el oficial.

Los pobladores se quejan porque la Policía golpea a esos jóvenes. “Ah, pero no dicen que sus hijos agreden y les echan las motos encima a nuestros agentes. Cuando uno detiene a una persona por cometer un delito, esta se resiste, entonces no queda otro camino que reducirla y después hablar. No sabemos si el detenido lleva armas blancas o de fuego”, sostiene el comisionado Escobar.

Bolos de la semana

Según la comisionada Elvia Hidalgo, en Estelí semanalmente sorprenden a entre 8 y 10 conductores que circulan en estado de ebriedad por las vías de ese departamento.