• Jinotega, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La jefatura de la Policía de Jinotega confirmó que tiene capturados y ya pasaron a la orden del Ministerio Público a tres elementos identificados como los presuntos autores del triple asesinato ocurrido en la comarca de Sabawás, al norte de Ayapal, municipio de San José de Bocay, a quienes se les dictó prisión preventiva.

El comisionado mayor David Jarquín, jefe de la delegación policial, dijo que en un primer momento habían capturado a cinco sujetos sospechosos, pero de estos solo tres fueron plenamente identificados por la señora Virginia García Chavarría, esposa de Juan Agustín Hernández, una de las víctimas.

A estos mismos elementos se les encontró en las manos residuos de productos de nitrato.

Los nombres de los presuntos autores son: Félix Pedro Blancher, de 60 años; Reynerio Blancher, de 37, y Apolinar Blancher, de 18 años, quienes son padre, hijo y sobrino.

El comisionado mayor relató que este crimen ocurrió en una zona de difícil acceso, y que por tal razón ellos llegaron al lugar tan tarde, que los cadáveres de las tres víctimas ya estaban sepultados.

“Sin embargo para oficializar el dictamen médico, se solicitó la exhumación de los cuerpos, lo cual recién se nos informó que ya fue aprobado por el Instituto de Medicina Legal”, dijo Jarquín.

Fueron amarrados

Según las investigaciones, las tres víctimas fueron puestas de rodillas y sus manos amarradas hacia atrás.

“Los tres recibieron múltiples disparos en diferentes partes del cuerpo, pero llama la atención que cada uno tenía un certero disparo en la cabeza. Presumimos que querían asegurarse de que no sobrevivieran”, agregó el jefe policial.

El comisionado Jarquín destacó que la situación en Jinotega es delicada, porque “la gente resuelve de manera violenta sus problemas y no acude a solucionarlos de manera jurídica”.

Según las estadísticas de la Policía Nacional, en julio se registraron en este departamento cuatro muertes violentas.

Este caso, por ejemplo, es por conflictos de propiedad, por una manzana de tierra que aparentemente una de las víctimas, Juan Hernández, no había pagado en su totalidad al señor Apolinar Blancher, pero lo extraño del hecho es: ¿por qué mataron a las otras dos personas que estaban en la casa de Hernández, si aparentemente no tenían nada que ver?, se preguntó el jefe policial.