• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La Embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers, anunció ayer que su país concederá a Nicaragua el “waiver” o dispensa de la propiedad, luego de entregar la carta enviada por el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, al Canciller de la República, Samuel Santos.

Powers se presentó a las 10:00 a.m. en la Cancillería de la República, para entregar personalmente la carta firmada por Kerry, la cual confirma que Estados Unidos otorga un año más el beneficio del “waiver”, que implica una excepción a la aplicación legal que prohíbe la ayuda bilateral de Estados Unidos y el otorgamiento de préstamos por parte de organismos financieros internacionales a ciertos países por incumplir compromisos.

En declaraciones a los medios de comunicación, la embajadora Powers consideró que el Gobierno de Nicaragua está “trabajando mucho” para resolver los casos de propiedad, y aseguró que su país está “satisfecho” con esos esfuerzos.

“Estamos satisfechos porque hay progreso y están trabajando con nosotros de una manera muy cerca en todos los casos”, dijo la diplomática. También detalló que en más de 20 años, el Estado de Nicaragua ha resuelto más de 2,000 casos, y los que actualmente están pendientes son los últimos.

“Todos queremos un ámbito para empujar el desarrollo económico de Nicaragua, para beneficio de todo el pueblo”, dijo Powers al salir de su encuentro con el Canciller de la República.

Un reconocimiento de Estados Unidos

Por su parte, el Procurador de la República, Hernán Estrada, quien también estuvo presente en este encuentro, manifestó que esto es un reconocimiento de Estados Unidos a Nicaragua por el esfuerzo de resolver los problemas de propiedad a ciudadanos estadounidenses confiscados en la década de 1980.

Tema de Estado

El Procurador expresó que el tema del “waiver” a la propiedad es un asunto que trasciende al gobierno, para convertirse en un tema de Estado, ya que se involucran otras instancias no gubernamentales, como el sector privado y los trabajadores del país.

“Esto es una expresión de la seriedad (con la) que el Gobierno nicaragüense ha continuado trabajando durante todos estos años, y es un reconocimiento de parte del Gobierno de los Estados Unidos a la forma en la cual el Gobierno ha dado continuidad a sus responsabilidades, ha dado continuidad a sus propias metas, no solamente en el ámbito social, sino también en el campo externo, en el campo internacional”, dijo Estrada, agregando que se proponen concluir lo más antes posible los 66 casos faltantes.

También destacó que este “waiver” es resultado del trabajo que realiza el Gobierno en alianza con otros sectores, entre los cuales reconoció el apoyo de la Cámara de Comercio Americana, Amcham, de la Cámara de Comercio de Nicaragua y de otras.

Los casos no resueltos

La embajada estadounidense también envió una nota de prensa a los medios de comunicación, donde explica que su Gobierno ha expresado al Gobierno de Nicaragua “su inquietud sobre algunos casos de transgresiones a los derechos de propiedad privada de los ciudadanos estadounidenses, que todavía no han sido resueltos”.

“Estos casos de invasiones de tierras u otras formas de usurpación de propiedad ponen de manifiesto la débil condición del Estado de derecho en Nicaragua, lo cual continúa siendo un significativo obstáculo para la inversión que contribuye al desarrollo del país”.

El escrito agrega que “el Gobierno de los Estados Unidos espera obtener la resolución de los casos de propiedad de ciudadanos estadounidenses aún pendientes. De igual forma, espera la debida atención a todos los demás problemas de propiedad que están enfrentando en la actualidad”.

Qué es el waiver

La nota de prensa enviada por la Embajada de Estados Unidos explica que el “waiver” o dispensa es una excepción a la aplicación de la disposición legal que prohíbe algunos tipos de asistencia bilateral de Estados Unidos, y llama al Gobierno a votar en contra de los préstamos que otorgan las instituciones financieras internacionales a los países donde los ciudadanos estadounidenses no han recibido una indemnización adecuada y efectiva del gobierno local por sus reclamos de propiedades confiscadas.

La prohibición de brindar asistencia contenida en esta disposición legal, en la sección 527 de la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores de 1994 y 1995, se aplica a todo país que se encuentre en esas condiciones, no solo a Nicaragua.

Faltan 236

El procurador Hernán Estrada detalló que este año se resolvieron 66 casos de propiedad a estadounidenses, los cuales, según detalló, significaron un poco más de US$4.5 millones. Señaló que aún quedan pendientes 236, de 135 reclamantes.