• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con sobrio pitcheo de Edgard Ramírez y oportuno bateo de la tanda baja, los Indios del Bóer vencieron 8 carreras por 3 al Granada, para completar la barrida de tres partidos en la serie semifinal del Campeonato Nacional de Beisbol “Germán Pomares”. El Bóer clasificó a la Serie Final por segundo año consecutivo y espera al ganador de la serie entre la Costa Caribe y el Rivas, que favorece 2-1 al conjunto costeño, al ganar 5 carreras por 2.

Indios barren serie a los Tiburones

En el cierre del sexto inning, los Tiburones estaban “enlatados”. Con el marcador 7-1 a favor del Bóer, el pequeño público que retó el pesimismo consideró que permanecer en las tribunas con las esperanzas rotas, era masoquismo puro. La intriga se estiró solo por dos entradas, y aunque el pitcheo de Edgard Ramírez, lo suficientemente efectivo, no fue impresionante, arponear a unos Tiburones atontados resultó tan fácil para los Indios, que no necesitaron sudar para completar la barrida, y avanzaron a la final tocando flauta, imponiéndose 8-3.

Para hacer reversible una serie pactada a cinco juegos después de dos derrotas consecutivas, hay que sacar todas las agallas disponibles en el fondo del alma, y utilizarlas para conseguir el crecimiento requerido. Estos Tiburones no las tenían, y murieron mansamente, como si fueran un equipo muy diferente del que lideró la Liga y superó al Bóer en sus duelos particulares.

Fortalecido por el apoyo recibido, el derecho Ramírez, quien escapó ileso a un serio problema en el segundo episodio --después de un doble abridor de Eddy Talavera, robo de tercera y boleto a Milton Martínez con un out, y fue “herido” por una falla defensiva del inicialista Jem Argeñal y por un lanzamiento wild que facilitó la anotación del bateador de doble, Moisés Flores, en el cuarto--, estuvo trabajando liberado de presión, aprovechando tres arremetidas indias de dos, tres y dos carreras, antes del “arponazo” de gracia asestado por el jonrón solitario de Janior Montes en el octavo, ampliando la diferencia 8-1.

Cuando salió Ramírez de escena, con ventaja de siete para el Bóer, los Tiburones enviaron algunas señales de vida desde el “más allá”, golpeando al relevista Danilo Álvarez con dos carreras, consecuencia de un doblete de Iván Marín, y cohetes disparados por Moisés Flores y por Eddy Talavera. El recorte en la pizarra 8-3 era insuficiente. A esa altura, cierre del octavo, todo estaba consumado.

Después de un par de ceros por cada lado, el juego comenzó a deshilacharse en el tercero con hits consecutivos de Kenny Alegría y de Fausto Suárez, un toque, cañonazo de Argeñal, y falla de Díaz en el jardín derecho. Granada estaba atrás 0-2, pero reaccionó con una carrera en el cuarto, dando la impresión de estar en pie de lucha. Eso fue fugaz, porque con una ofensiva de tres carreras en el quinto frente a cinco brazos (Mainor Mora el abridor y perdedor en su segundo naufragio, Gerardo Centeno, Eduardo Mena, Jairo Pineda y Juan Pablo López, que sacó el último out), el Bóer agrandó la ventaja 5-1, y con otras dos en el sexto, sepultó el suspenso, sacando a la mayor parte del público del Estadio. El jonrón de Montes fue un abuso.

“No esperaba resolver esta serie en tres juegos, pero lo hicimos, y eso me satisface”, dijo Julio Sánchez, balanceándose en la hamaca de la tranquilidad. El Bóer, que utilizó su bateo de poder para liquidar al Granada por 4-1 en el primer duelo con tres jonrones, dos de Juan Carlos Urbina y otro de Jem Argeñal, y el pitcheo combinado de Edgar Ramírez y Danilo Álvarez, se adelantó 2-0 con victoria por 11-6 en el segundo juego, que fue tormentoso para los abridores Róger Marín y Julio Raudez, y anoche supo rematar sin atravesar por ninguna alteración de nervios.

Ahora, a esperar por la Costa o por el Rivas.

Costa al frente

La Costa Caribe tomó la delantera 2-1 en la serie al derrotar al Rivas 5-1, para explotar y vencer por segunda vez a Carlos Pérez.

Un error del antesalista Edwin Morales, una inasistencia de Pérez a la inicial, y cepillazo de Dazzy Sharp se combinaron para rally de cuatro en el sexto inning, luego de quebrar el dominio de Pérez, quien tiró perfecto los primeros 4.1 innings, tirando a 13 seguidos.

La Costa entregó un corredor en home en el quinto inning, pero en el sexto, Pérez le dio boleto a Debrie Bennett. Ariel Downs lo avanzó a segunda. Rommel Mendoza bateó a tercera, fildeó Edwin Morales, pero tiró alto a la inicial, anotando Bennett, en tanto Rommel se fue a segunda. Patterson roleteó a segunda. Britton se apuntó infield al short, para remolcar a Rommel. Campbell se acreditó infield hit a segunda, y Juan Blandón llenó las bases con infield hit, cuando Pérez no asistió a la inicial.

Dazzy Sharp bateó fuerte cepillazo de hit por la inicial, donde Estrada fildeó de guante de revés, pero no pudo impedir que anotaran los veloces Britton y Campbell.

En el séptimo, sencillo de Bennett y doble de Ariel Downs puso el juego 5x0. Elvin Orozco, ganador del segundo cotejo, permitió dos carreras en el octavo inning. Aceptó dos hits, y el relevista Armando Montenegro soportó doble empujador. Junior Téllez salvó el juego tirando el noveno inning.

Hoy es el cuarto partido a las 2:00 p.m. en Rivas. Oscar Chow y Berman Espinoza serán los pitcheres abridores.

dplay@ibw.com.ni