•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En la discusión sobre la reforma a la Ley de Seguridad Social, prevista para este año, no se descarta la posibilidad de hacer un reajuste a la cuota obrero-patronal, como mecanismo para asegurar la sostenibilidad del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.

Las inquietudes de los empresarios parten del hecho que el INSS en el mediano plazo podría enfrentar una crisis económica.

La reforma a la Ley debe garantizar la sostenibilidad del sistema, sin importar que esta apunte a incrementar los porcentajes de las cuotas que pagan los empresarios (16%) y trabajadores (6.25%), declaró el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, Diego Vargas.

“Es una tarea de todos, es parte del Gobierno, donde tiene como facilitador buscar esas economías dentro de sus esquemas; es algo que también se ha resaltado, y tenemos una parte de la contribución de los empresarios y una parte de los trabajadores”, explicó Vargas.

Cosep: “Una posición de responsabilidad”

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, considera que debe haber una posición de responsabilidad de todas las partes que van a participar en las negociaciones.

“Este no es un tema de pasarle un costo al otro, es un tema en el cual todos tenemos que asumir la responsabilidad de darle sostenibilidad (al sistema del Seguro Social)”, indicó Aguerri.

En tanto, el principal directivo de Amcham, Diego Vargas, señaló que para mantener las finanzas del INSS se debe crear un “modelo sostenible a largo plazo”, como parte de las decisiones que deben tomarse en el corto plazo.

Lo que dijo Arce

En mayo pasado, el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce, descartó que la reforma incluya el aumento a la edad de jubilación y a las cotizaciones, como inicialmente pretendía la propuesta del INSS.

La idea inicial planteaba pasar la edad de retiro de 60 a 65 años, y duplicar las semanas cotizadas de 750 a 1,500.

Una reforma debe garantizar oxígeno al Seguro Social “para que lleguemos mucho más allá de 2020”, enfatizó Aguerri.

Crisis afectaría a todos

El presidente del Cosep señaló que en las condiciones actuales el INSS “no se sostiene”, y pondría en riesgo a las personas que están cotizando.

Asimismo, afectaría la pensión reducida que empezaron a recibir los ancianos que cotizaron entre 250 y 749 semanas.

El Gobierno anunció que destinará C$18 millones en agosto para pagar la pensión reducida.

Graves riesgos

“Eso significa que seríamos afectados los que hemos estado cotizando en el seguro social todos estos años. Estarían poniéndose en riesgo, igualmente, las pensiones que ahorita se están asignando, producto de las decisiones políticas que ha tomado el Gobierno, como el caso de los ancianos”, enfatizó Aguerri.

En su visita a Nicaragua esta semana, Miguel Savastano, subdirector del Fondo Monetario Internacional, FMI, para el Hemisferio Occidental, advirtió que la situación del INSS podría agudizarse en los próximos años.

 

Acciones urgentes

Para el presidente de Amcham, Diego Vargas, es “preocupante” escuchar que la situación del INSS es “crítica y delicada”, por lo que se debe tomar acciones en el corto plazo. “Tenemos que buscar las soluciones e implementarlas a lo inmediato, el Fondo Monetario Internacional debe traer algunas ideas, y hay que tropicalizarlas”, señaló el empresario.