•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La primera comisionada Aminta Granera Sacasa, directora general de la Policía Nacional, calificó como alarmante el repunte de violencia que azota el Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, en la Región Autónoma del Atlántico Norte. Al mismo tiempo, pero en Managua, el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, dijo que el sector de Las Minas “es tierra de nadie, ahí matan con escopetas, con todo”.

“Tenemos que hacer algo, ustedes son los más importantes en este momento para la Policía Nacional, y aquí estamos para hacer todo lo que sea necesario para mejorar los niveles de seguridad en el Triángulo Minero, Mulukukú, y vamos a hacerlo también en Jinotega y en Matagalpa”, dijo Granera, justo antes de anunciar una serie acciones para neutralizar la delincuencia y restablecer el orden en toda la RAAN.

Cambio de jefe

La jefa policial, tras escuchar un mar de quejas de productores y de diferentes sectores de la sociedad, entre casos de impunidad --pues pese a que han sido denunciados e identificados los delincuentes, estos no han sido capturados--, anunció el cambio del jefe de la Delegación Policial de Bonanza, capitán Alex Chacón.

“Vamos a hacer lo imposible para que sus familiares y sus víctimas no queden en la impunidad, para capturarlos y ponerlos a la orden de los tribunales de justicia competentes”, aseguró, tras agregar que van a hablar con el fiscal general de la República para poder tener suficiente fiscales y poder acusar y judicializar los casos.

Refuerzo y medios

Granera anuncio que deja a 72 oficiales de las tropas especiales, entre investigadores, detectives, oficiales del laboratorio central de criminalística y oficiales de inteligencia, en la delegación de Siuna, así mismo, anunció la llegada de tres comisionados mayores para atender las delegaciones del Triángulo Minero, durante el tiempo que sea necesario, y nueve motos, para ser distribuidas tres en cada municipio.

“A todas partes donde yo voy, me piden más policías, pero estamos priorizando esta zona, que aparte de los 72 oficiales, vamos a dejar a un equipo de especialistas que no voy a detallar”, agregó, al mismo tiempo que pidió el apoyo de todos los sectores para que el plan pueda funcionar.

Comisionado Duarte en Siuna

En Siuna, estará a cargo de las tropas especiales el comisionado mayor Douglas Juárez, en tanto el comisionado mayor Otilio Duarte, jefe de la Delegación del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, solo atenderá la delegación de Siuna.

Quejas de población y cae jefe de Bonanza

La jefa policial escuchó un mar de quejas de productores, que dijeron ya no aguantar el flagelo del abigeato en la zona, entre otros sectores de la población, que denunciaron casos de impunidad y hasta de abuso policial.

Mirna del Socorro González Aráuz conmovió a Granera, tras relatar el asesinato de su hermano, ocurrido en Bonanza. “Ya va cumplir un año y no hay ni un detenido, pese a que la Policía tiene las suficientes pruebas, mi papá ha ido a Bonanza, y el capitán Alex Chacón no lo ha querido atender, más bien ahora no le habla, nos duele mucho, ya es un año y no hay justicia”, dijo, tras soltarse en llanto.

“Lo vamos a quitar”

Ante el llanto de la mujer que reclamaba justicia, la jefa policial bajó de la mesa que presidía y se acercó a consolarla, y ordenó inmediatamente al comisionado Adolfo Marenco, jefe de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional, encargarse del caso y resolverlo.

Lo anterior fue lo que motivó a Granera a realizar de inmediato el cambio del capitán Alex Chacón, que fungía como jefe de la Delegación de Bonanza. “Después de lo que escuché aquí, lo vamos a quitar”, dijo.

“Estamos con seguridad cero”

Otro de los denunciantes fue Santos Rocha Gutiérrez, de la comunidad El Limón, quien imploró por presencia policial en su zona, pues aseguró que no pueden estar tranquilos en su trabajo. “No podemos vender nuestra producción porque los delincuentes nos atrapan y nos dejan a manos vacías”, relató.

En tanto, el líder comunitario David García dijo que la zona estaba abandonada, en términos de seguridad. “Nos sentimos tristes porque estábamos abandonados en las comunidades, estamos en cero en seguridad, ya que tengo un año de no ver una patrulla policial, pese a que tenemos más de un mes de pedir patrullajes”, expresó el productor del sector de Las Barandas, tras añadir que ya no aguantan ese flagelo. Le pedimos que hable con el comisionado mayor Duarte para que mande esos patrullajes, insistió.