•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pese a la abundancia de agua de lluvia en esta época y de estar rodeados de fuentes naturales, el problema de acceso al agua de uso doméstico y consumo humano es un grave problema para los habitantes de Bluefields, que se continúan quejando debido a la falta del vital líquido, pues tienen ya una semana sin recibir el servicio.

Gloria Chow, habitante del barrio 19 de Julio, dice que hace más de cinco días no recibe el líquido en los grifos de su casa, “me cambié de barrio porque antes donde vivía nunca llegó el agua, pero los recibos estaban al día, ahora veo que están instalando medidores, pero ojalá que el agua nos venga más seguido, aunque a veces viene como agua de sal o como agua de mar”, expresa Chow, quien señala que paga mensualmente C$120.

Enacal atiende a unos 1,500 usuarios, pero la demanda es de 43,000 personas, en los 17 barrios de la ciudad. La distribución del agua se realiza a través de dos redes ubicadas en los barrios periféricos: Pancasán y 19 de Julio, pero cuando hay daños en cualquiera de las redes, el servicio afecta a casi todos los abonados.

Tubos de mala calidad

Alfredo Arana, delegado de Enacal (Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados), dice que los problemas de suspensión se deben a las constantes reparaciones que realizan en las tuberías de distribución. “Lo que sucede es que tenemos una red con pésima tubería, que se rompe periódicamente, entonces tenemos que hacer las reparaciones, cambiar los tubos, romper la calle y esperar a que haga buen tiempo para resolver a los clientes”, dice Arana.

Gloria Castillo expresa que el problema del agua es asunto viejo, “yo pago C$108 al mes, es cierto que no es gran cosa, pero las horas que recibo agua son contadas, el agua nos hace falta, pero agua de la buena, porque siempre debemos estar buscando quién nos venda o regale un balde de agua de tomar”, se queja Castillo.

Sorpresiva instalación

Esta semana la empresa inició la instalación de 750 medidores de agua que servirán para regular el consumo de esta, pero la iniciativa tomó por sorpresa a los clientes de Enacal. Francis Siu comenta: “No nos dijeron nada sobre que instalarían medidores, solo veo que ya está marcando el consumo, me gustaría que nos informaran sobre el cuido y lectura, al menos por la radio o la televisión, por ejemplo, si se friega, ¿qué voy a hacer? No sé si me cortarán el servicio de agua”, indicó Siu.

Nueva planta en dos años

Según Enacal, Bluefields tendrá en dos años una planta potabilizadora que se alimentará de la presa Esconfran, al sur de la ciudad.

El proyecto está previsto a iniciar en estos días y contempla también el tratamiento de aguas residuales.

La nueva planta tendrá una vida útil de 20 años.