•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las organizaciones miembros de la Alianza Nacional del Bosque Seco, convencidas de la necesidad de buscar una solución a los problemas ambientales en nuestro país, sostuvieron un encuentro de dos días en la “Ciudad Universitaria”, y plantearon opciones para la restauración, aprovechamiento y conservación del bosque seco, así como las acciones prioritarias a emprender para su restauración.

Norwing Torres, director ejecutivo de la Fundación Amigos del Río (San Juan), Fundar,  presentó el programa nacional para la conservación del ecosistema del bosque seco y expuso que con este se pretende promover una visión más integral en el manejo del territorio.

Al encuentro del primer foro nacional del bosque seco, el 7 y 8 de agosto, asistieron estudiantes universitarios, productores y expertos en temas ambientales, quienes además de participar de varias conferencias sobre producción sostenible y monocultivos en bosques secos, aprovecharon la ocasión y realizaron una gira de campo por la finca La Fortunata, quince kilómetros al noreste de León, donde se explicó cómo funciona la producción sostenible en el bosque seco.

De acuerdo con Torres, durante el foro se abordaron iniciativas que aseguran el cumplimiento de las leyes de protección ambiental y de prácticas agroforestales, así como la producción de la creación de espacios de conservación y conectividad, tales como reservas silvestres y fincas agroforestales.

Conservar 400 mil hectáreas de bosque

Agregó que el programa de bosque seco es una iniciativa que se viene ejecutando desde hace cuatro años, “se identificaron elementos de conservación de más de 400 mil hectáreas de bosques en el Pacífico de Nicaragua, también a los actores clave para desarrollar el programa, que consiste en potenciar las oportunidades que tiene la conservación y restauración del bosque seco en materia ambiental para beneficio de los actores locales”, dijo Torres.

Por su parte Freddy Cruz, secretario de la Alianza por el Bosque Seco, planteó la necesidad urgente de actuar a favor de este hábitat, de modo que puedan conservarse las capacidades naturales de los ecosistemas del país.

 

Ampliando número de reservas

La alianza está conformada por Fundar, Red de Reservas Silvestres Privadas, Ulsa, Paso Pacífico, Flora y Fauna Internacional (FFI), Fundenic, TNC, GIZ y la UNA. En la actualidad cada organización trabaja en la ampliación de la conservación voluntaria y el número de reservas silvestres.