•   Rosita, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, removió de su cargo al capitán Carlos García, quien fungía como jefe de la delegación policial de Rosita. Es el tercer cambio realizado durante la semana en el Triángulo Minero, ante las quejas de los pobladores por la ola de crímenes, abusos de autoridad, y por el incremento de los expendios de drogas.

Los pobladores de Rosita denunciaron a la primera comisionada Granera, que en la zona operan bandas delincuenciales, que han muerto militantes del partido de gobierno a manos de delincuentes y que el funcionamiento de la Policía Nacional es deficiente.

Las quejas de la ciudadanía llevaron a la jefa policial, durante el recorrido por este municipio, a remover de su cargo al capitán Carlos García, quien hasta ayer fue el jefe de la delegación policial de esta localidad de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

El cambio del capitán García completa la barrida de los jefes policiales del Triángulo Minero y Mululukú. El primero en ser removido fue el comisionado Jaime Chavarría, de la delegación de Mulukukú, y le siguió el capitán José Alex Chacón, de Bonanza.

La ola de violencia llevó a la jefatura nacional de la Policía Nacional a ejecutar medidas para restablecer el orden, y movilizó a Granera a la zona, donde ha reforzado las delegaciones policiales con tropas especiales, medios motorizados, e incluso prometió mejorar la infraestructura de las delegaciones.

En este municipio minero han ocurrido 15 homicidios, de los cuales solo 11 han sido esclarecidos, pero solo tres delincuentes están capturados, por lo que la jefa policial refirió que la Policía Nacional está en deuda con esta población, y prometió capturar a los delincuentes circulados y ponerlos  a la orden de los tribunales de justicia.

Informó que esta delegación policial será reforzada con 29 policías de las tropas especiales de refuerzo, al mando del comisionado mayor Cruz Sevilla, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, quien también asume el mando de la delegación de Rosita.

Quejas obligaron cambios

La jefa policial recibió una “lluvia” de quejas y de denuncias escritas, tras escuchar a los pobladores en encuentros sostenidos con ellos.

Entre las numerosas quejas está la de Antonia Valle Quintero, quien dijo que necesitan mano dura con los expendios de droga, ya que estos han invadido la ciudad, también controlar la venta de licor en las discotecas, a menores de edad, y en los colegios, porque afirmó que en las escuelas introducen bebidas alcohólicas.

Gloria Manzanares González, habitante de la comunidad del Black, describió que en este territorio viven un calvario, donde los asesinatos están a la orden del día.

“En el último asesinato mataron a un señor y a sus dos hijos, militantes del Frente Sandinista, exmiembro del Ejército, y los mismo asesinos vinieron a poner la denuncia de que los habían matado delincuentes y eso no es cierto. Hasta el momento, el jefe de la Policía no ha ido a hacer ningún tipo de investigación”, refirió Manzanares.

 

Siete capturados

La jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, confirmó que durante la ejecución del plan de seguridad en el Triángulo Minero han capturado a siete delincuentes que estaban
circulados por homicidio.
Los detenidos son: Mario Antonio Suárez Maldonado, capturado en Matiguás por homicidio ejecutado en Mulukukú; Alexander Aguilar, por homicidio y arrestado en Matiguás; Jaime Díaz González, homicidio cometido en Mulukukú y capturado en Waslala; José María González Centeno e Ismael Siles Blandino, quienes intentaron enfrentarse a la patrulla policial.
También fueron capturados Jaime Javier Alonzo Pérez, en el sector de La Damilia, y Alfonso Castro Picado.