•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A nivel nacional la ciudad de Rivas es identificada como “La Ciudad de los Mangos”, por las características alamedas de estos árboles que aún se pueden encontrar en diferentes sitios de todo el departamento, sin embargo, hasta el momento solo en dos municipios rivenses sus gobiernos locales han emitido ordenanzas para la protección y reforestación del fruto.

En este sentido, la Alcaldía de Rivas, a finales del mes de mayo de este año, aprobó la Ordenanza Municipal No. 2, “para la protección y conservación del árbol de mango, como patrimonio municipal”, y para implementarla inició un plan de reforestación de más de 800 arbolitos de esta especie que fueron plantados a orillas de la carretera y en algunas propiedades privadas en la comunidad rural La Chocolata.

Juan Flores, secretario del Concejo, aseguró que el objetivo es conservar y proteger la fruta que caracteriza al departamento, especialmente hacer efectiva la Ordenanza Municipal, sembrando estas plantitas y dándoles seguimiento para que las futuras generaciones puedan gozar de los conocidos mangos criollos.

Actividad articulada

Reymundo Membreño, secretario general de la municipalidad rivense, destacó que la actividad de reforestación es articulada con otras instituciones vinculadas a la conservación del medio ambiente, con el objetivo de que ejecuten un plan de manejo para darle seguimiento en coordinación con las familias de la comunidad reforestada.

“Con esta etapa de reforestación se cubre un tramo de más de 5 kilómetros para rescatar aquellas áreas que se caracterizan por hileras o las tradicionales cortinas ‘rompe vientos’ de árboles de mango”, aseveró Membreño.

Por otro lado, el funcionario indicó que primeramente efectuarán un proceso de educación y sensibilización ambiental para luego implementar las acciones normativas que contempla la Ordenanza.

 

Otro municipio

La pasada administración municipal, en Potosí, durante el año 2012 aprobó la Ordenanza número dos que establece una veda por un período de cinco años para el corte, aprovechamiento y comercialización del árbol de mango criollo.

 

Sanciones o multas

En el artículo 5 de la citada Ordenanza para el municipio de Rivas, se establece que queda “terminantemente prohibido el corte del árbol de mango en las hileras de cercas vivas y espacios públicos”, y en caso de incumplimiento establece sanciones penadas a través de multas.

El detalle de estas sanciones es el siguiente:

C$5,000 por cada árbol de mango que se corte sin permiso forestal.

C$10,000 a quienes causen daños físicos o muerte al árbol a través de químicos o fuego.

C$25,000 a una persona jurídica, si excede al corte forestal autorizado.

C$50,000 a empresas o instituciones que corten indiscriminadamente sin la debida autorización, las especies de mango sobre los derechos de vía, cuando efectúen cualquier actividad.

También, con esta misma cantidad (C$50 mil) se multará a empresas constructoras que corten un árbol de esta especie sin el debido permiso. Asimismo, prohíbe la extracción de mangos de los espacios públicos con fines comerciales.