•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Sin brindar cifras nuevas sobre las afectaciones por dengue, el Gobierno de Nicaragua anunció que se mantiene vigilante ante la epidemia, la cual no se ha logrado frenar.

En su habitual comparecencia del mediodía, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, informó que aunque no han logrado frenar la epidemia, la están reduciendo, pero no brindó nuevos datos estadísticos.

La página web del Ministerio de Salud continúa con las cifras de la semana epidemiológica número 28, con datos cortados al 20 de julio, cuando se reportaban 1,850 casos confirmados de dengue, pero desde hace varias semanas se habían superado los 2,000 casos.

El alcalde de León, Roger Gurdián Vigil, afirmó que han iniciado una reunión intergubernamental, con el fin de continuar llevando la abatización a todos los sectores del departamento, al igual que seguir trabajando en la eliminación de criaderos y de “calaches” que son potenciales puntos para el desarrollo del vector.

Por su parte, el alcalde de Chinandega, Indalecio Pastora, explicó que llevan alrededor de cuatro meses combatiendo la mortal enfermedad en la región, y que hasta el momento han brindado atención a 2,458 casos febriles, de los cuales 1,219 han ingresado a los hospitales; se reportan 28 casos graves y cuatro muertos en las zonas de la Villa 15 de Julio, en Villa Nueva y en el municipio de El Viejo, según publicó el portal oficialista El 19 Digital.

Avanza en El Salvador

La enfermedad continúa haciendo estragos en El Salvador. Ayer se informó que en este país se reportan 4,742 casos del tipo clásico y hemorrágico en siete meses del año.

La nueva cifra del dengue en El Salvador representa 464 casos más (10.84%) que en el mismo período de 2012, informó una fuente sanitaria.

Del total de casos registrados entre enero y julio pasados, 4,654 son del dengue clásico y los otros 88 del hemorrágico, que solo ha causado un muerto, dijo en una conferencia de prensa el coordinador de la Comisión de Dengue del Ministerio de Salud de El Salvador, Rolando Masís.

El año pasado, los casos confirmados de dengue clásico y hemorrágico sumaban 4,278.

En relación con el año pasado, el dengue común ha aumentado en 709 casos, lo que supone un 18%, pero el hemorrágico ha bajado en 245 casos, el 74%, aclaró el funcionario salvadoreño.

Destacó, asimismo, que actualmente no hay ninguna muerte “que se esté estudiando como sospechosa de dengue”.