•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“No le aseguran la vida, está grave en un hospital de Managua. En cualquier momento nos dan la mala noticia, es nieto mío”, dijo Filadelfia Vanegas, abuela de Norlan Masís Vanegas, único de los sobrevivientes graves que por las quemaduras en su cuerpo se encuentra en estado crítico en el Hospital “Lenín Fonseca”, de la capital.

Willber Hernández, de 22 años, y Franklin José Amador, de 18 --este último también nieto de Filadelfia Vanegas--, fallecieron en las primeras horas del miércoles en el Hospital “Lenín Fonseca”.

Mientras que Rudy Laguna Marín, vicepresidente de las fiestas patronales, se encuentra estable en el Hospital Vivian Pellas.

Tres fallecidos

Los restos de los fallecidos fueron velados en sus respectivas casas de habitación, y hoy jueves serán sepultados en el cementerio de la localidad.

Daniel Ernesto Medina Velásquez, de 39 años, dueño del taller, murió en el momento de la explosión.

Recuerdan a uno de los fallecidos

“Era bromista, alegre, siempre caminábamos juntos. Tenía (Franklin Masís) cuatro años de estar trabajando en el taller de pólvora. Era del equipo de beisbol de la Liga Verano Recreativo del barrio San Antonio”, manifestó consternado por lo sucedido, Melvin Chacón, amigo de Masís.

Los familiares de las víctimas y la misma población de Juigalpa aún no salen de su asombro por el lamentable hecho que cobró ya la vida de tres personas, que eran trabajadoras del taller “Fénix”, ubicado en el campamento “Las Lomitas”.

La explosión seguida de incendio se produjo este martes 13 de agosto en el referido taller, ubicado en el kilometro 141 salida Juigalpa-El Rama.

 

Investigación policial

Las averiguaciones policiales revelan que el propietario del negocio, Daniel Ernesto Medina Velásquez, estaba despachando productos de pirotecnia al vicepresidente de las Fiestas Patronales de Juigalpa, Rudy Laguna Marín, cuando se produjo la explosión.

En el siniestro resultaron ilesos Léster Javier Amador Vanegas, de 22 años, y Florencio Sandoval Jiménez, de 21, quienes se encontraban en una caseta cercana elaborando cohetes.

Peritos de Avexis, de la Policía Nacional de Managua, que llegaron a investigar, encontraron dentro del local varios focos de explosión.

Sin embargo, aseguran que la explosión principal que originó el incendio se registró en el costado oeste --parte interna del local--, producto a la imprudencia de la manipulación del producto terminado que estaba despachando el dueño del taller.