Leyla Jarquín
  •   Montevideo  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Enviada Especial / Montevideo

 

Representantes oficiales de 38 países miembros y asociados de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, aprobaron ayer el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, el cual contiene una serie de acuerdos para reforzar y avanzar en la implementación de políticas públicas que procuren un desarrollo humano integral, inclusivo y sostenible en la región.

Con la aprobación del Consenso de Montevideo se concluyó la primera reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, realizada del 12 al 15 de agosto en la capital de Uruguay, con una amplia participación de la sociedad civil.

El Consenso de Montevideo incluye más de 120 medidas sobre ocho temas que fueron identificados como prioritarios para dar seguimiento al Programa de Acción que nació en la primera Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, realizada en El Cairo, Egipto, en 1994, y con el cual nació el paradigma de desarrollo humano.

El subsecretario de Salud Pública de Uruguay, Leonel Briozzo, fue quien presidió la mesa que dio a conocer el acuerdo, y destacó que la negociación del mismo fue un proceso político intenso y desafiante, pero muy fructífero y enriquecedor, porque contó con la voz de representantes de gobierno y de la sociedad civil.

Por su parte, la directora regional del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Unfpa, Marcela Suazo, expresó que el Consenso de Montevideo representa que una vez más América Latina y el Caribe están contribuyendo al desarrollo humano, al reconocer que para un mundo mejor se debe tomar en cuenta a toda su diversidad poblacional y hacer que cada persona cuente.

Se abren puertas

Suazo indicó que desde la primera Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, en 1994 en El Cairo, Egipto, la región ha ido abriendo cada vez más las puertas a las mujeres, a los adolescentes y a los jóvenes, a los indígenas, a los afrodescendientes, a la diversidad sexual, entre otros, pues dijo que “un mundo no puede construirse sin equidad de género, si no es solidario y si todas las personas no están incluidas”.

Dirk Jasper, director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía, Celade, comentó que el documento contiene temas variados y nuevos que antes no se habían querido abordar, como el aborto y la diversidad sexual. “Ahora tenemos muchos compromisos, ojalá que no queden en el papel”, dijo.

Según la Cepal, el Consenso de Montevideo señala que la integración plena de la población y su dinámica en el desarrollo sostenible con igualdad y respeto de los derechos humanos, es el marco general que debe guiar la profundización de las políticas públicas y acciones necesarias para erradicar la pobreza, la exclusión y la desigualdad.