•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Gerardo Ocón Olivas se convirtió este jueves en el noveno condenado por el robo de 35 fusiles AK-47 propiedad de la Policía Nacional, los que fueron sustraídos del taller Maynard, en el barrio Santa Rosa, de Managua.

A Ocón Olivas, el único de los 10 acusados que no se declaró culpable por el robo de los fusiles --que según él no fueron recuperados por la Policía-- fue condenado a siete años de prisión.

“La prueba de cargo fue coherente, oportuna y suficiente, no dejando dudas de la participación del reo en los hechos acusados”, se establece en la sentencia dictada por la jueza Sexto de Distrito Penal de Managua, Ingrid Lazo Manzanares.

En la resolución, la judicial señala que los testigos de descargo que llevó la defensa para demostrar la no culpabilidad de Olivas, no aportaron nada al esclarecimiento de los hechos, porque en sus testimonios solo hicieron referencia de la conducta del procesado.

En el hipotético caso de que la sentencia quede firme, Olivas terminaría de cumplir su condena de siete años de prisión, el 11 de abril de 2020.

De acuerdo con la investigación policial, el reo condenado fue quien borró el número de serie de los fusiles robados de la armería Maynard.

Reprograman lectura de sentencia

El juez Carlos Solís confirmó que la lectura de sentencia condenatoria para Barney Oporta Aviales, el último en ser capturado por el robo de las armas, fue reprogramada para el miércoles 21 de agosto.

El titular del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Managua, explicó que la lectura de sentencia fue postergada a petición del abogado defensor.

Barney Oporta, también conocido como Luis Guido Carazo, fue quien trasladó en una camioneta roja Mitsubishi a la casa de Fabio Roa --otro de los condenados--, los fusiles robados, refiere la acusación del Ministerio Público.

De los 10 acusados, solo Ocón enfrentó juicio, porque los otros ocho condenados --entre los que figura una mujer, Vanessa Centeno-- se declararon culpables, al igual que lo hizo Barney Oporta Avilés.