•   Corinto, Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El buque portamisiles ruso “Moskva” partió hoy rumbo a Venezuela luego de realizar una visita de amistad a Nicaragua, la primera en la historia de las relaciones bilaterales. 

La imponente embarcación mide, según el capitán de navío, Aleksey Ousyennikov, 187 metros de longitud y una tripulación de

520 marineros.

Asimismo, dijo que “tiene armas de todo tipo”, que van desde torpedos, cohetes de larga distancia que llegan hasta unos 600 kilómetros, cañones que pueden alcanzar 60 kilómetros de radio, y un equipo especial de inteligencia por radio. 

El buque insignia

También posee algunos equipos de comunicación satelital, buques para fuerzas especiales para “atacar cualquier amenaza”. Incluso, dijo que estaba preparado para defenderse ante cualquier ataque en cualquier territorio. 

Esta embarcación está en el servicio desde 1983, y es considerada el buque insignia de la flota rusa del Mar Negro. Zarpó desde el pasado 3 de julio desde su base en Rusia para llevar a cabo una expedición de tres meses por el océano Atlántico y el Mar Caribe. 

Tras permanecer una semana en la capital de Cuba, La Habana, la embarcación llegó el pasado 12 de agosto a Nicaragua al Puerto Corinto. Después de continuar su misión por varios países, se estima que llegue en noviembre próximo a Rusia. 

Disposición de apoyar

El subjefe de la embarcación rusa, Vladimir Ruban, manifestó que existe la disposición de apoyar a Nicaragua en la lucha contra el narcotráfico. 

“Vamos a apoyar al Ejército de Nicaragua para conseguir la paz, dentro de su país y la región”, dijo.

Explicó que harán todo lo posible para apoyar a Nicaragua, de ser necesario con armamento corto que no esté prohibido en la región, capacitación a sus fuerzas militares y con embarcaciones. 

“Todo lo que Nicaragua necesite, hay disposición de ayudarles”, indicó. Sin embargo, expresó que no había todavía una solicitud específica, y que todo dependería de “una decisión política entre el Gobierno de Nicaragua y el Gobierno de Rusia”.

Ortega sube al buque

Con 21 cañonazos de salva fue bienvenido el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a bordo de la embarcación rusa a las 4:30 p.m., que subió acompañado del jefe del Ejército, general Julio César Avilés, y de miembros del Ejército y de la Fuerza Naval.

“Nos sentimos contentos con la visita de la Armada de la Federación Rusa, que al igual que nosotros busca la paz”, manifestó Ortega.

Agregó que es el momento de buscar la paz y no la agresión, mencionando a Egipto y Siria, sin hacer alusión a Colombia. El mandatario realizó un recorrido por la embarcación.

Nicaragua ha anunciado que planea modernizar su marina de guerra y comprar ocho nuevas embarcaciones patrulleras para proteger el espacio marítimo restituido por la Corte Internacional de Justicia, en noviembre del año pasado.

Al margen de conflictos

Consultado sobre el conflicto con Colombia, el capitán de navío, Aleksey Ousyennikov, dijo que no participan en conflictos, “pero mostramos que Rusia y Nicaragua son dos países amistosos”, y sería una decisión política apoyar.