•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pobladores del Reparto Praderas de Las Colinas mostraron el sábado su desacuerdo con la ubicación del Consultado de Costa Rica a la entrada de este residencial, alegando que de acuerdo al Plan Regulador de Managua, se encuentran en una zona de tipo V-1, no apta para ubicar este tipo de oficinas.

Entre sus preocupaciones se encuentran el perder el único acceso al residencial por las largas filas que hacen quienes solicitan documentos en el consulado, y por los comercios como comiderías y venta de fotocopias que se colocan cerca a estas oficinas.

“Esto se está alquilando y se está entregando al consulado de Costa Rica; al lado se está alquilando para negocios. Teníamos una aguja que nos vinieron a quitar, porque este terreno es propiedad privada, aún no ha sido cedida a la Alcaldía, porque no se ha terminado de arreglar ni de construir toda esta área”, detalló Rosario Arana, habitante del residencial.

Remarcó que el área delimitada como V-1 no es un lugar catalogado para ser un consulado, porque estos deben estar en el centro de la ciudad.

“Aquí va a ser un lugar cerrado, sin ventanas y van a meter a 500 personas y la gente que anda vendiendo, que le da servicio a la gente también queda en una mala posición. En realidad aquí nadie gana, ni los pobladores del sector, ni la gente que acude a pedir sus visas, sus trámites, ni la gente que vive de todo el movimiento que eso genera”, aseguró Arana.

Los habitantes de este reparto y de dos residenciales aledaños colocaron toldos y sillas frente a donde estaría ubicado el nuevo consulado costarricense, y se mantienen en el lugar como una manera de protestar porque no quieren que se instale en este sitio.

El local donde se colocará el consultado es una estructura ya existente, en donde funcionaba anteriormente una empresa de publicidad.

El 15 de agosto los habitantes del reparto enviaron una carta a la Alcaldía y han intentado hablar con el consulado, inclusive están a la espera de una cita con el embajador que les fue pospuesta.

Trabajadores que salían del edificio consideran que las filas no serán problemas porque dentro del local, calculan, caben tres mil personas sentadas y señalaron que la aguja de la entrada del residencial se encuentra luego de donde funcionará el consulado.

De acuerdo al comunicado del consulado, las oficinas nuevas tendrían que empezar a funcionar este lunes 19 de agosto.

 

En total desacuerdo

“Nos dimos cuenta el viernes que sacaron un comunicado anunciando que empezaban el lunes. Nosotros nos oponemos rotundamente a que aquí exista un consulado de Costa Rica”, dijo Rosario Arana, una vecina del área.