Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Rivas y Estelí

Las fuertes lluvias que han caído en el municipio de Tola ocasionaron el ahogamiento de dos hermanas, quienes sin medir las consecuencias intentaron cruzar a lomo de mula el río Cuascoto, pero fueron arrastradas por la corriente junto con el cuadrúpedo.

El trágico suceso ocurrió a las seis de la tarde del sábado 11 de octubre, cuando las hermanas Ana Minerva y Heylin Torres Morales, de 14 y de 18, respectivamente, llegaron al cruce que une la comarca de “Sánchez Tres” con “Cuascoto”, y pese a que el río estaba crecido, las jovencitas decidieron cruzar.

Según versión brindada en Defensa Civil de Rivas, las dos hermanas se dirigían de Cuascoto a “Sánchez Tres” a realizar compras, y quizá por temor a quedar toda la noche a la intemperie buscaron cruzar el río, con tan mala suerte que al solo ingresar fueron arrastradas por la corriente.

Los cuerpos sin vida de las adolescentes fueron localizados la mañana del domingo a cuatro kilómetros del lugar donde intentaron cruzar. Una vez que los cuerpos fueron recuperados, los familiares y amigos de las hermanas Torres Morales procedieron a darles cristiana sepultura en el cementerio de la comarca San Ignacio.


Peligroso derrumbe en Cuesta de Kukamonga
Por otra parte, desde Estelí se reporta un enorme derrumbe de lodo y rocas que se produjo en el sector de la Cuesta de Kukamonga, en el tramo de carretera que une Condega con Estelí.

Debido a esa situación, los bomberos y una unidad policial se movilizaron al lugar, en el kilómetro 164, donde con apoyo de grúas se logró quitar las enormes rocas que habían caído sobre la vía y obstaculizaban la libre circulación de vehículos.


30 cuadras asfaltadas dañadas en Estelí
Por otra parte, las autoridades municipales reportaron cuantiosos daños en las calles debido a los aguaceros caídos los últimos días en Estelí.

La comuna contabiliza unas 30 cuadras, en su mayoría asfaltadas, con daños en su superficie. Todas las calles afectadas corresponden a la zona central de la ciudad.

Gilberto Rodríguez, Director de Comunicación de la Alcaldía, informó que las afectaciones representan millonarias pérdidas para la comuna, que según cálculos iniciales, podrían llegar a los tres millones de córdobas.


Evacuan a 50 familias en barrio de Puerto Cabezas
Desde Puerto Cabezas se informó de la formación de un disturbio tropical, a unos 180 kilómetros al este de Puerto Cabezas, que ha provocado fuertes lluvias, lo que obligó a la evacuación de unas cincuenta familias en el barrio Nueva Jerusalén, uno de los más vulnerables a las inundaciones.

Se reporta que el agua está entrando a las casas, y que las letrinas y los pozos se han rebalsado, por lo que se hace necesario el abastecimiento de agua a la población de estos barrios.


Esperan más depresiones
Según informaciones proporcionadas por los responsables de la Defensa Civil, las inundaciones y evacuaciones son inminentes, debido a la presencia de otras dos depresiones tropicales que anuncian su llegada al litoral caribeño en las próximas horas.

Habitantes de las comunidades de Wawa Boom, Sisín y del Río Coco han dado aviso de la crecida de los ríos como un anuncio de que en las próximas horas podrían quedar aisladas.

Desde ayer fueron suspendidos los zarpes de navegación marítima y probablemente para hoy martes se cancelen los vuelos a la RAAN, debido a la intensidad de las lluvias y de los vientos.


Veinte casas colapsan en Ocotal
Veinte viviendas colapsaron ante la furia de la tormenta de la noche del viernes hasta el amanecer del sábado último, y otras 80 están semidestruidas.

El alcalde Marciano Berríos analizó este lunes con el Comité Municipal de Prevención de Desastres, Comupred, las medidas y soluciones para ayudar a las familias afectadas, además, solicitarán al gobierno central un aporte, debido a la carencia de recursos locales.

El edil informó que las casas dañadas están principalmente en los barrios Cristo El Rosario, al sur de la ciudad, y Sandino, al noreste. Otros sectores que fueron anegados por las altas precipitaciones son: Nuevo Amanecer, 19 de Julio, Santa Ana, Pueblos Unidos y “José Santos Duarte”.

Dijo que los cauces, donde se han hecho millonarias inversiones en su revestimiento, funcionaron, y algunas situaciones críticas se presentaron porque las correntadas arrastraron basura y sedimentos de las vías no pavimentadas, lo que los obstruyó.


Y grave problema sanitario
Las moradas que fueron derrumbadas y las que podrían colapsar definitivamente con las lluvias que hacen falta en la temporada, son construidas de adobe, sin cimientos de concreto, “muchas están en los sitios que con el paso del huracán Mitch, hace 10 años, las dejaron los ocupantes para trasladarse al nuevo barrio Pueblos Unidos”.

Sobre las posibles respuestas a las familias afectadas, el edil dijo que “es imposible a lo inmediato, porque no se pueden construir en el mismo lugar, se trata de una reubicación definitiva lo que se tiene que hacer”, indicó.

Ante gravedad de la situación, Berríos sugirió que debe diseñarse un plan de viviendas de construcción rápida en terrenos seguros. Asimismo, un plan de letrinas que cubra una demanda urgente de 200 familias. “Se inundaron y se rebalsaron, y las heces fecales quedaron sobre la superficie, lo que se tornó en un problema que atenta contra la salud de la población”, añadió.


(Con la colaboración de Fermín López y de Leoncio Vanegas)