•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Geisel Lorena García Acosta, de 23 años, y su cuñada Benita del Rosario Espinoza Rivas, de 16, habitantes del barrio La Resistencia de esta ciudad, por poco perecen en el río Amatillo, en la frontera de Honduras con El Salvador, cuando se atrevieron a cruzarlo.

Las dos chinandeganas partieron la madrugada del domingo último hacia la nación cuzcatleca en busca de un empleo para ayudar a sus familiares de escasos recursos. La mañana del lunes su paradero era incierto, aunque Alba Luz Carranza aseguró que se había comunicado telefónicamente con la adolescente.

“Era Benita, le reconocí su voz, me dijo que mi sobrina Geisel Lorena también estaba a salvo. Mi hermana y un hermano de la chavala salieron la madrugada de hoy (ayer lunes) hacia El Salvador a buscarlas, ojalá las encuentren”, expresó Carranza.

Y el milagro se cumplió. Ambas regresaron a sus viviendas la tarde del lunes, y elevaron plegarias a Dios por haberlas protegido.

Geisel Lorena relató a EL NUEVO DIARIO que en el viaje las acompañaba su hermana Meyling Liseth García Acosta, de 20 años, quien pasó legalmente la frontera hacia El Salvador.

Añadió que junto a la adolescente iban a bordo de un triciclo, cuando un hombre ofreció cruzarlas el crecido río a cambio de veinte dólares, pero éste casi se ahoga también.

“Fue una imprudencia, pero nos urgía llegar, mi cuñada no llevaba documentos de identidad y la iba protegiendo. Nos adentramos al río y casi nos tapaba. Tragué mucha agua, casi no respiraba, me impulsé a como pude y milagrosamente estaba la rama de un árbol de la que me sujeté. Me despojé del bolso donde llevaba ropa y mis documentos hasta que llegué a la orilla donde toqué tierra”, dijo la joven.

Agregó que su cuñada se detuvo en un frondoso árbol de michigüiste, el cual escaló varios metros y apareció la mañana del lunes cerca de donde construyen un puente. Allí se encontraron y se fundieron en un abrazo.

La sobreviviente aseguró que el dueño del triciclo que se ofreció cruzarlas el río casi la viola, y otro individuo por poco abusa a su cuñada, pero no interpusieron denuncia porque no tienen documentos de identidad.