•  |
  •  |
  • AFP


El periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo de la ex gobernante nicaragüense Violeta de Chamorro, advirtió este martes al presidente Daniel Ortega que no renunciará a la libertad de expresión, aunque eso lo lleve a cárcel por supuestos delitos.

"Yo lo que le digo a Daniel Ortega es que si me quiere llevar a la cárcel, que me lleve a la cárcel, pero no me va a convertir en rehén. Yo no le voy a hacer ninguna concesión, yo no voy a ceder mi libertad, no voy a ceder mi conciencia, a mí no me va a amedrentar", afirmó Chamorro durante un programa del Canal 8 de Managua.

Chamorro, un disidente del sandinismo, dirige el Centro de Investigaciones de la Comunicación que el sábado fue allanado por la Fiscalía en el marco de una investigación por "supuestos ilícitos", sin cargos precisos, que también afecta a otras ONG críticas al gobierno.

Lo hacen porque "estoy defiendo mis derechos, la democracia, la libertad de expresión y denunciando las actividades de corrupción de este gobierno", denunció Chamorro, quien dirigió en los años 80 el diario sandinista Barricada durante el gobierno revolucionario encabezado por Ortega.

Consideró que lo que está en juego "no es tanto si me lleva o no a la cárcel Daniel Ortega o si pretende convertirme en un rehén -que le repito- jamás aceptaré ser su rehén, sino establecer una sociedad civil servil, que no delibere, que calle (y) obedezca" al gobernante Frente Sandinista (izquierda).

Chamorro respondió así a Ortega, quien el lunes amenazó con aplicar todo el peso de la ley a algunas ONG, a cuyos representantes tildó de "oligarcas" y de creerse "intocables" por negarse a rendir cuentas a la Fiscalía.

El mandatario atacó directamente a Chamorro, al que acusó de que por ser "el hijo de tal (la ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro 1990-97), el muchachito de la oligarquía" se cree "intocable".

"El intocable es él (Ortega) que está atrincherado y poniendo muros y barricadas alrededor de su casa", refutó el periodista.

Chamorro, también hijo del periodista Pedro Joaquín Chamorro, asesinado en 1978 por cuestionar la dictadura de Anastasio Somoza, dijo que lleva el apellido de su padre con "mucha honra" porque él "fue ejemplo de la lucha por la liberación" de Nicaragua que en su momento encabezó el Frente Sandinista.