•  |
  •  |
  • AFP

El vicepresidente Jaime Morales calificó de triunfo para el presidente de Venezuela Hugo Chávez que haya reconocido su derrota en el referéndum del domingo sobre su propuesta de reforma constitucional.

"Es un triunfo del presidente Chávez, al reconocer una derrota con un apretadísimo margen; (eso) dice mucho de que la democracia tiene sus diferentes matices y canales", dijo Morales tras participar en un acto oficial.

Que Chávez aceptara su derrota en la madrugada del lunes es un gesto que lo "ennoblece" y un indicativo de que "estamos avanzando en América Latina a respetar la voluntad de nuestros pueblos", comentó Morales.

Confianza en Venezuela

El rechazó de los venezolanos a la propuesta de Chávez "lejos de debilitarlo más bien fortalece la confianza en Venezuela, pese a lo controversial que pueda ser la política que aplica el comandante Chávez, lo cual es explicable, se va caminando dentro de un marco civilista y de derecho", apuntó el político.

Este revés político deja a Chávez "muy fortalecido" ya que su período constitucional concluye en cuatro o cinco años, agregó.

Nicaragua, es uno de los países cuatro países miembros del proyecto de Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) que promueve Chávez.

El embajador de Venezuela, Miguel Gómez, desestimó que los resultados del referéndum tengan repercusiones en las relaciones de cooperación que Caracas tiene con Managua.

El diplomático en declaraciones a la prensa estimó que "las repercusiones (para Nicaragua) no son directas, sino con el tiempo", porque el ejercicio electoral del domingo es un acontecimiento parcial, en alusión a que el mandato de Chávez concluye en el 2013.

Gómez no descartó que el mandatario insista antes de esa fecha en buscar la reforma a la Constitución que le permita reelegirse, pero "en el supuesto caso que no fuese así, la política exterior continuaría".

"Si mañana o pasado hay un presidente distinto a Chávez es probable que mantenga el Alba y debe respetar los acuerdos que se tengan" con otros países, juzgó Gómez.