Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Redacción Central

Con un tono llamativamente fuerte, el Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert J. Callahan, advirtió a la Cancillería nicaragüense a través de una carta fechada el pasado 10 de octubre, que las relaciones entre ambos países podrían verse afectadas por las investigaciones en contra de Sergio García, representante del Instituto Republicano Internacional (IRI), publicó este lunes La Trinchera.

De acuerdo con la publicación, Callahan afirma en su misiva que dicha situación “tiene el potencial” para “dañar seriamente las relaciones” entre Estados Unidos y Nicaragua.

Sin embargo, el canciller Samuel Santos aseguró que efectivamente recibió una carta de parte del embajador estadounidense, pero dijo que la misiva no estaba dirigida a él como ministro de Relaciones Exteriores, sino a la Fiscalía, e insistió en que las relaciones “se mantienen muy bien”.

El IRI, representado por García, al igual que otros organismos no gubernamentales en Nicaragua, ha sido objeto de investigaciones de parte del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

En su caso se trata de una investigación por supuesta comisión de delitos electorales.

La Trinchera asegura que Callahan advierte en su carta que el caso IRI “ha llamado la atención” de los dos partidos, Republicano y Demócrata, en el Congreso y en el Senado de los Estados Unidos.

El embajador estadounidense solicitó al mismo tiempo una prórroga de quince días a favor de García, para que pueda brindar la documentación solicitada por el gobierno sandinista.

La prórroga fue concedida, según informó la misma fiscal adjunta Ana Julio Guido, quien encabeza las investigaciones libradas desde el Ministerio Público.

Según La Trinchera, una copia de la carta le fue entregada al vicepresidente Jaime Morales Carazo; al presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas; al Fiscal Julio Centeno y al procurador Hernán Estrada.

Pero el canciller Santos insistió en que las relaciones diplomáticas se mantenían en armonía, y señaló que únicamente sirvió de mediador para entregar el documento.

“En este caso yo solamente soy un canal de traslado. Y oficialmente tiene que pasar por aquí. La Fiscalía la recibió de manera natural y tengo entendido que ya le mandó la respuesta a Callahan”, dijo Santos.

“Las relaciones están bien”, insistió Santos.