•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tosca Alexandra Altamirano Barreda, trabajadora de la Dirección de Catastro del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, y el exempleado de esa institución, Túpac Amaru Aguilar Beteta, quedaron en prisión preventiva por los próximos siete días, bajo la acusación de haber sustraído información reservada de esa entidad estatal.

Altamirano y Aguilar formaron una empresa cartográfica donde a sus clientes les brindaban información sobre propiedades, terrenos, predios o lotes que pertenecen al Estado, refiere la acusación fiscal.

La empleada de Ineter --Tosca Altamirano-- valiéndose de su cargo se apropiaba de planos y fotos satelitales de propiedades estatales que interesaban a los clientes de la empresa que creó junto a Túpac Aguilar, según el escrito acusatorio.

Una vez obtenida la información, la empleada de la Dirección de Catastro del Ineter se la enviaba vía correo electrónico a su socio, Túpac Amaru Aguilar, según el Ministerio Público.

Los cargos

Por ser Tosca Altamirano una empleada pública, la acusación contra ella es por la presunta autoría del delito de acceso a información pública reservada, además de revelación y publicación de documentos reservados.

En lo que se refiere a Túpac Aguilar, por su condición de particular la Fiscalía le atribuye la presunta autoría de los delitos de autor mediato de acceso a documentos reservados.

El juez Julio César Arias, al imponer la prisión preventiva para ambos acusados, señaló que los delitos imputados a Altamirano y a Aguilar, son graves.

“Cíber delitos”

Los ilícitos por los cuales fueron acusados los socios de la empresa de cartografía, son graves, por ser “cíber delitos que afectan a terceros”, que en este caso es el Estado.

La audiencia inicial donde la Fiscalía deberá proponer las pruebas que tiene para demostrar en juicio la culpabilidad de los acusados, fue programada para el próximo 13 de septiembre.