Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Mientras la fiscal adjunta Ana Julia Guido pedía confiar en que la información obtenida del análisis de la documentación embargada del Centro de Investigaciones para la Comunicación no sería manipulada para fines políticos, la propia ministra de Gobernación Ana Isabel Morales se encargó de hacer lo contrario.

Morales, mostrando información obtenida mediante el levantamiento del sigilo bancario, aseguró que las cantidades de dinero que este organismo recibía, no se correspondía con la cantidad que reportaba a la Dirección de Registro y Control de Asociaciones de Gobernación.

La titular de Gobernación en declaraciones ofrecidas al canal identificado con el FSLN, aseguró que tras levantar el sigilo bancario y tributario de Cinco, se logró conocer que en cuatro años ese organismo manejó cerca de 10 millones de dólares y unos 38 millones de córdobas.

Según Morales, los organismos investigados por el Ministerio Público “han reportado una cantidad ínfima en sus pasivos y sus activos. Los reportes nos indican que hay más dinero dado, y los reportes de los otros ONG nos indican que hay más dinero que se ha dado, entonces lo que buscamos es que las cifras cuadren”, dijo la titular del Mingob en sus declaraciones al Canal 4.

La noche anterior, la fiscal adjunta había asegurado que la información de Cinco no sería manipulada. “Tienen que confiar en las instituciones del Estado y en la responsabilidad que tenemos”.

Guido aseguraba que el Ministerio Público quiere evitar suspicacias, alterar información privada. “No queremos alterar ninguna prueba que pueda servir en el proceso”, señaló.


¿Para qué quiere saber?
Según la ministra Morales, lo que se quiere con las investigaciones que realiza el Ministerio Público es conocer cómo se gastó (el dinero) y a quiénes benefició.

La funcionaria durante su comparecencia televisiva señaló que la Dirección de Registro y Control de Asociaciones de Gobernación recibió información de Cinco en la que aseguraba que tenía una cifra de tres millones de dólares en sus activos y pasivos; y 15 millones de córdobas en concepto de donaciones.

Esas cifras, según la ministra, son “ínfimas”, de acuerdo con la información que se ha obtenido a través de destrabar la información bancaria y tributaria del organismo que dirige Carlos Fernando Chamorro. El no reportar las cifras reales es para la ministra Morales, “una total falta de honestidad, de transparencia”.