•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Iglesia Católica de Nicaragua se sumó hoy a la jornada de oración y ayuno mundial por la paz en Siria, en Medio Oriente y en todo el mundo, convocada por el papa Francisco.

Los templos católicos de todo el país mantenían abiertas sus puertas esta tarde para que los fieles oraran por la paz.

La Catedral Metropolitana de Managua fue concurrida por cientos de creyentes, mientras que la Radio Católica transmitió en vivo la jornada presidida por el Papa en Roma.

Tal como lo había anunciado la Arquidiócesis de Managua en su invitación, la jornada inició a las 12:00 hora local (18:00 GMT), con la Santa Eucaristía.

A continuación se dio la adoración en silencio de Jesús Sacramentado y luego la Lectio Divina, para continuar con la Hora Santa, el rezo del Santo Rosario y la bendición del Santísimo.

"La iglesia lucha por la paz con la oración, la oración abre el corazón, no solo a una profunda relación con dios, sino también entre los prójimos", dijo el Cardenal en retiro Miguel Obando Bravo, a través de medios del gobierno.

En la convocatoria lanzada a las parroquias, el arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, hizo énfasis en la frase "¡Queremos un mundo de paz, nunca más la guerra!".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, había agradecido de antemano la invitación mundial del papa Francisco, para intentar evitar una intervención militar de Estados Unidos en Siria.