•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un espacio totalmente revitalizado y engalanado con la estampa del lago Cocibolca de fondo, las autoridades edilicias y culturales de Granada, empresarios, diplomáticos e invitados especiales, inauguraron ayer un monumento creado y donado por la reconocida escultora de origen granadino, Maruca César de Gómez, en homenaje a Rubén Darío, máximo representante del modernismo literario de la lengua española.

La actividad se realizó al acercarse la conmemoración del centenario de la muerte del poeta (1867-1916), la celebración del centenario de la Diócesis de Granada, y coincidió con el cumpleaños número 90 de doña Maruca, quien destacó la belleza natural del entorno, un sitio que --según dijo-- el mismo Darío lo hubiese escogido.

“Analizamos otras opciones, pero estamos felices de haber terminado aquí en un lugar tan característico de Granada, teniendo cerca el lago (Cocibolca), las isletas y el (volcán) Mombacho. Yo nací en Granada, frente a la iglesia de La Merced; recuerdo que mi papá me traía por las mañanas a caminar por la costa… como granadina estoy muy contenta de que me hayan pedido hacer esta escultura, y, sobre todo, estoy más feliz de haber podido terminarla”, dijo doña Maruca.

La obra quedó instalada en la Plaza Dariana, y está hecha de concreto, revestido con láminas de mármol negro y mármol blanco. En la parte frontal está el rostro del bardo, fundido en bronce, y en la parte trasera, en letras doradas, se lee uno de sus primeros poemas: La Fe.

A la artista, doña Maruca de Gómez, le tomó un año la realización de la obra.

Una artista destacada

Ramiro Ortiz, directivo de la Fundación Ortiz-Gurdián y presidente del Banco de la Producción, Banpro, destacó las habilidades de la excepcional escultora, Maruca de Gómez.

“Ella es una extraordinaria artista, ha tenido una impresionante tenacidad a lo largo de su vida… una obra de Rubén no es tan sencillo de hacer, y ella la ha hecho con una gran creatividad. Está dando a su pueblo natal lo mejor de ella”, señaló Ortiz.

La alcaldesa de Granada, Julia Mena Rivera, expresó su agradecimiento por el apoyo que ha recibido para el embellecimiento de la ciudad colonial, y entregó una placa como muestra de gratitud a doña Maruca por la donación de la obra en honor a Darío, la que --según dijo-- viene a realzar las cualidades culturales, naturales y urbanísticas de La Gran Sultana.

La escultura quedó situada al final de la peatonal y turística Calle La Calzada, muy cerca del Parque Azul, llamado así con motivo del 50 aniversario de Azul, obra de Darío publicada en Chile en 1888.

La bendición del monumento la ofreció el párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, el sacerdote Giovanni Cardoza.

Obra de mármol y de bronce

El monumento a Rubén Darío quedó instalado en la Plaza Dariana, y está hecho de concreto, revestido con láminas de mármol negro y blanco. En la parte frontal está el rostro del bardo, fundido en bronce, y en la parte trasera, en letras doradas, se lee uno de sus primeros poemas: La Fe.