•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ajustar o incrementar la tasa de cotización al Seguro Social, tanto los empleadores como los trabajadores, tiene que analizarse detenidamente, pero debe que hacerse para salvar las reservas del INSS, afirman empresarios y economistas.

El Gobierno, en la persona del asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, planteó que el Estado honrará la deuda que tiene con el INSS, estimada entre US$580 y US$600 millones, y que los empresarios y trabajadores deben prepararse para un aumento en la tasa de cotización obrero-patronal.

“Yo creo que el anuncio del Gobierno de honrar toda la deuda que tiene con el Seguro Social cambia la situación financiera de la institución, pero en este momento no podemos saber si será necesario aumentar la tasa de cotización de los trabajadores y de los empleadores, pero si se debe hacer, se hace”, señaló Eduardo Fonseca, Director de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic.

Actualmente la cotización al INSS es compartida por empleadores y por trabajadores. Los primeros aportan el 16% del salario mensual y los trabajadores el 6.25% de sus ingresos en el mes.

“Eso es un planteamiento que hicieron los empresarios en la cumbre con el presidente, que la reforma de la Seguridad Social y el salvamento financiero del INSS tiene que ser de costos compartidos”, manifestó Bayardo Arce, asesor de la presidencia para asuntos económicos.

Enrique Zamora, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, indicó que eso es exactamente lo que ellos venían planteando al Gobierno; compartir los costos.

“Si hay que hacerlo de esa manera (incrementar cuota), pues hay que hacerlo, pero tienen que ser costos compartidos; empleadores, Gobierno y trabajadores”, señaló el empresario.

Zamora también plantea que es necesaria la formalización de más empresas para que el peso no caiga solo a los negocios formales.

Analizar inversiones

El economista Sergio Santamaría cree que antes de tocar la contribución de los trabajadores y de los empresarios, el Estado debe analizar la rentabilidad de las inversiones del INSS y reglamentar el uso de sus reservas.

Según el Plan Económico y Financiero 2013-2016, presentado por el Gobierno, después del segundo semestre de este año se estará evaluando la normativa de inversiones del INSS, con el fin de asegurar que el manejo de su cartera se encuentre en línea con las mejores “prácticas internacionales”.

Santamaría estimó que además del pago de la deuda, el Estado debería incluir en el Presupuesto General de la República, PGR, el 0.25%, que es el porcentaje que le toca pagar anualmente por todos los trabajadores, lo que equivale a C$20 millones anuales.

Otras variables

El también economista y expresidente del Banco Central de Nicaragua, Mario Arana, estima que una de las soluciones sería contemplar la edad de retiro de los trabajadores.

“Se pueden hacer muchas cosas. La misma edad de retiro se puede ir modificando, porque la expectativa de vida de las personas va cambiando y quizás dentro de 10 años la expectativa de vida de los nicaragüenses será mayor”, señaló Arana.

También reconoce que se debería tomar en cuenta las semanas de cotización, y de la misma manera opina el economista Sergio Santamaría, quien señala que sería más viable aumentar las semanas a cotizar que la cuota que aportan los trabajadores y los empleadores.

“Esos dos puntos deben analizarse con mucho detenimiento. Yo soy de la opinión que es más viable aumentar el número de semanas a cotizar y pasar de 750 a 850”, indicó Santamaría.

Ambos economistas coinciden en que si se aumenta la tasa de cotización de los empleadores y los trabajadores, se corre el riesgo de desincentivar el empleo formal.

Normativa de inversiones

El Plan Económico y Financiero 2013-2016, presentado por el Gobierno, señala que después del segundo semestre de este año se estará evaluando la normativa de inversiones del INSS, con el fin de asegurar que el manejo de su cartera se encuentre en línea con las mejores “prácticas internacionales”.