•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cámara Nicara-güense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne) llamó a los empresarios ganaderos del país a mejorar sus técnicas de producción, ante la amenaza de introducción de carne de res estadounidense a Centroamérica.

“Es importante introducir ganadería, prácticamente estamos produciendo igual que hace 200 años, esto está pasando producto de la pérdida de competitividad de Centroamérica en las exportaciones de carne”, dijo a Acan-Efe el presidente de Canicarne, Juan Sebastián Chamorro.

El representante de los exportadores brindó sus declaraciones tras conocer que Wal-Mart se unió con la Federación de Exportadores de Carne de Estados Unidos, para promover la introducción de 10 cortes de carne en Centroamérica.

Chamorro aseguró que las empresas afiliadas a Canicarne ya hicieron su parte al modernizar sus mataderos, pero se quejó de que la forma de producción ganadera en Nicaragua tiene costos que elevan los precios del producto.

“Es necesario mejorar la eficiencia en la competitividad para suplir a mercados nacionales y extranjeros. Hay poco ganado en Centroamérica, El Salvador no produce nada de ganado porque importa para exportar, y la demanda ha venido subiendo”, explicó Chamorro.

Como resultado, las exportaciones de carne bovina sufrieron un descenso de 7.8% en los primeros seis meses del presente año en comparación con el mismo período del año anterior, recordó el representante de Canicarne, quien recomendó a los productores abandonar la ganadería expansiva, reducir los tiempos de engorde, aumentar el peso por animal, mejorar la alimentación, entre otras prácticas.

Actualmente los mataderos nicaragüenses compran el kilogramo de carne en US$3.2. Cinco años antes el precio del kilogramo no superaba los US$1.9, según Chamorro.

Mataderos modernos

El presidente de Canicarne, Juan Sebastián Chamorro, aseguró que las empresas afiliadas a la organización que representa ya hicieron su parte, al modernizar sus mataderos.