elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Expertos de nueve países instaron hoy a los Gobiernos de Centroamérica a "articular" medidas para combatir el tráfico de personas, un delito que ha encontrado un terreno "fértil" en esta región, en la que Nicaragua destaca como el único que lo combate de forma adecuada.

Los especialistas participan en la VI Reunión de la Coalición Regional Centroamericana para la Trata de Personas, instalada este lunes en Tegucigalpa con el auspicio del Programa de Apoyo al Sector Seguridad (PASS), que es financiado por la Unión Europea (UE).

"El problema más grande es la articulación de medidas, necesitamos articularnos y coordinarnos entre los países centroamericanos para terminar con la trata de personas", indicó a Efe el presidente de la Coalición Centroamericana contra la Trata de Personas, Eloy Isaba.

La coalición tiene su sede en San Salvador y está integrada por organizaciones defensoras de los derechos humanos, fiscalías y policías de Centroamérica, Colombia y México, estos dos últimos países como observadores.

En el istmo, dijo Isaba, "hay países que realmente están trabajando, pero hace falta más, y esperamos que en algún momento puedan lograr el nivel condenatorio" contra este delito.

No obstante, Isaba afirmó que además de la penalización, hay que "insistir en la prevención" para conocer las situaciones que ponen en peligro a las personas de ser víctimas de este flagelo.

Isaba subrayó que Centroamérica se ha "convertido en un territorio fértil para las operaciones de trata de personas", considerado el "segundo delito del crimen organizado después de la venta de drogas".

Destacó que Nicaragua es el país "líder" de la región en "perseguir, prevenir y sancionar" el delito de tráfico de personas.

Los expertos que participan en la reunión se abstuvieron de ofrecer cifras de víctimas de trata en Centroamérica, con el argumento de que no existen unas que reflejen la realidad del tema en esta región, donde la mayoría de sus alrededor de 45 millones de habitantes son pobres.

La reunión, que concluirá el próximo jueves, fue inaugurada este lunes en Tegucigalpa por la primera dama de Honduras, Rosa Elena Bonilla.

En su discurso, Bonilla afirmó que en la región se ha avanzado "mucho" en el combate de la trata de personas pero "aún falta mucho por hacer".

El tráfico de personas "no es un problema de un país, es un problema regional", subrayó la primera dama hondureña, quien instó a los Gobiernos centroamericanos a que se habilite una línea telefónica para denunciar este flagelo.

El objetivo de la cita es establecer un marco de acción regional que permita la identificación y unificación de políticas, procesos y estándares para prevenir y sancionar la trata de personas.