•  |
  •  |
  • END

Wapí, RAAS

Don Melesio Marín se acomoda el sombrero, entrecierra los ojos y comenta con mirada taciturna: “El pegón que tenemos es que no tenemos la carretera ni caminos, y no podemos ni trabajar. Yo hasta le podría prestar una manzana de tierra a algún amigo que no tiene nada, para que la cultive, pero de nada le sirve porque no se puede sacar la cosecha”.

Don Isidro Duarte lo escucha pensativo. Intenta decir algo, pero espera que don Melesio termine de hablar.

“El Ejército es el que ha estado trabajando abriendo la carretera, y ya se ha mejorado la situación. Pero yo, por ejemplo, para poder vender mi producción tengo que venir hasta aquí y son dos horas en mula. Hay otros que tienen que andar cinco horas en mula. Así que estamos esperando que el proyecto se cumpla”, comenta esperanzado don Melesio.

Don Isidro finalmente interviene, y explica el potencial que tienen Wapí --ubicado en la RAAS--, y sus comunidades aledañas. “En la temporada podrían salir de aquí unos 50 mil quintales de frijoles; y aquí el ganado sale por camiones cada semana”. Según cifras oficiales, a la semana parten de esa localidad, hacia el municipio de El Rama, unos 150 camiones cargados de ganado, y entre 20 y 30 cargados de queso.

Un importante puerto de montaña
Bajo la sombra de los árboles, a orillas del camino, los camioneros que llegan desde El Rama se entretienen con chistes y aprovechan para enamorar a las cipotas que pasan, mientras esperan la llegada de otros campesinos y sus mulas.

Es un lunes agitado. Una brisa de lluvia intenta aplacar el sopor de mediodía, pero basta con mirar las nubes para resignarse ante el chubasco que se avecina. Hoy los mozos y campesinos se sienten de buen humor: la noticia que todos comentan es que por primera vez tienen tendido eléctrico.

Ubicado a 32 kilómetros al noroeste de Ciudad Rama, Wapí es catalogado actualmente como uno de los puertos de montaña más importantes en el sector productivo. Y no fue sino hasta este domingo pasado, que sus casi 3 mil pobladores pudieron sustituir los candiles por bombillos y lámparas. La otra buena noticia es que la rehabilitación de caminos, ciertamente lleva buen ritmo.

Ejército seguirá construyendo
Ya finalizó la primera etapa de la reparación y construcción de caminos rurales que conducen desde Wapí a los municipios de El Tortuguero y El Rama, beneficiando a varias comunidades. Estas localidades son El Toro, El Gavilán, El Espavel, San Rafael, San Antonio, el Pavón y La Carranza.

El general Omar Halleslevens, jefe del Ejército de Nicaragua, viajó hasta este el lugar para refrendar su compromiso para iniciar la segunda etapa del proyecto.

“Hemos establecido coordinaciones el alcalde de El Rama, con las autoridades de Wapí, con productores de esta zona”, explicó el general.

“Estamos tratando de mejorar las condiciones para que los transportistas puedan hacer viajes más cómodos, y para que productores puedan venir hasta este puerto de montaña”, afirmó el jefe militar.

Según los datos oficiales, el costo para la mejora de estos caminos asciende a 9.2 millones de córdobas.

Las autoridades del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) y de las alcaldías aseguran que únicamente están esperando a que finalice la temporada lluviosa para meter segunda en la apertura de los caminos, principal necesidad de los lugareños.

Wapí, donde las mulas son el medio de transporte más confiable y donde la libra de queso fresco puede costar apenas 18 córdobas, se aferra las promesas del Gobierno.

“Si nosotros tuviéramos una acopiadora de leche, podríamos vender fácilmente ese producto. Pero no se puede.

Así de sencillo. Nosotros tenemos potencial pero aquí estamos esperando”, comenta don Isidro Duarte.