•   Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las lluvias en el Caribe Norte han provocado más daño en el corredor que conecta al municipio de Río Blanco con Siuna, donde desde la semana pasada ya los transportistas reportaban quejas debido a la formación de algunos pegaderos.

Ahora, en la zona se han formado también enormes baches que impiden a los transportistas desplazarse a más de 10 kilómetros por hora, velocidad comparable con el trote de un caballo.

“Por momentos te dan ganas de bajarte, porque sentís que podrías avanzar más rápido a pie", es el comentario de decepción expresado por uno de los transportistas afectados.

Pese a que en a la zona fueron desplazadas cuadrillas del Ministerio de Transporte, hasta ahora debido a la persistente lluvia solo han logrado conseguir que el tránsito no sea interrumpido en su totalidad.

Pero la queja de los dueños de unidades de transporte es que el atraso les genera mayores gastos operativos. "Aquí se va todo, combustible, lubricantes y hasta el rodaje", comenta Gonzalo Rosales, quien cubre la ruta Río Blanco-Siuna.

"No podés tirar más rápido el bus, porque lo podés quebrar", añade, mientras trata de esquivar los hoyos repletos de agua que están a lo largo de los 20 kilómetros entre Tadazna y Siuna, trecho que normalmente supera en 30 minutos, pero que ahora le toma hora y media.

"Los módulos del MTI tienen más de una semana de estar ahí, en el pegadero de Tadazna, donde solo raspan pero no arreglan bien, por lo que se vuelve a formar el atolladero”, resiente el busero.

La mañana de ayer, el pegadero que estaba en el sector de Tadazna, había sido rellenado, sin embargo, los transportistas afirman que más tardan las cuadrillas del MTI en reparar el trecho, que en lo que los pegaderos vuelven a formarse.

Falta de mantenimiento

Yeral Martínez, uno de los principales distribuidores de abarrotes en Siuna, explica que el mal estado de las vías provoca un alza en los precios de la canasta básica, ya que esta situación le genera mayores costos de transporte.