•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras el irregular arribo de las tortugas a las playas del Pacífico de Nicaragua, los especialistas del Marena se han contactado con autoridades de otros países y han realizado análisis de aguas de las playas de La Flor, aunque una tesis empírica y la misma experiencia apuntan a que ese fenómeno obedece a efectos del cambio climático.

El delegado departamental del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, en el departamento de Rivas, Mario Rodríguez, confirmó a El Nuevo Diario que las tortugas paslama tampoco están llegando masivamente a las playas de México, Costa Rica y Panamá, a las que históricamente llegan a desovar.

Fenómeno en otros países

“Esto fue lo que se nos confirmó cuando hicimos contacto con los encargados de estas playas, para conocer cómo estaba el comportamiento de las arribadas o si experimentaban el mismo fenómeno de acá y resultó que sí”, indicó.

Las arribadas de anidación de las tortugas paslama ocurren entre julio y enero de cada año. De acuerdo con las estadísticas del Marena, en este período ni siquiera se registró arribada en julio. Hasta la fecha, entre La Flor y Chacocente se contabiliza la llegada de un poco más de 12,000 tortugas, y en años anteriores solo en La Flor se han contabilizado para esta fecha la anidación de hasta 60,000 tortugas.

Algunas llegan solitarias

En el período de arribada 2012-2013, el refugio de vida silvestre La Flor, contabilizó la llegada de más 170,000 tortugas, y en la temporada 2011-2012, anidaron 184,590 tortugas.

Hasta ayer, las tortugas seguían apareciendo de manera eventual, entre 300 y 600 por día, y algunas llegan solitarias. Tal como ocurrió el domingo en Chacocente, donde apareció solo una tortuga, según informó el jefe del IV Comando Militar del Ejército de Nicaragua, coronel Giovanni Pérez.

El jefe militar, al igual que Rodríguez, confirmó que una vez que se percatan de que hay movimiento de arribabas, ingresan al mar a realizar trabajos de monitoreo y de vigilancia, lo cual les ha permitido constatar que algunas tortugas llegan frente a las costas con el objetivo de anidar, pero luego regresan mar adentro.

Mezcla de factores

El asesor presidencial para asuntos ambientales, Jaime Incer Barquero, explicó que pueden existir diversos factores que influyen en la no llegada de las tortugas a las playas de Nicaragua.

El ecologista insistió en que también ha existido “durante muchos años una matanza de las tortugas por parte de pescadores inescrupulosos”.

“A veces se meten al mar intentando capturar peces, y muchas veces matan a otras especies como las tortugas”, dijo.

Tampoco descartó que embarcaciones pesqueras estén matando mar adentro a muchas tortugas y eso impide su llegada.

En ese sentido, Incer Barquero expresó que durante muchos años se han explotado, y la cantidad de tortugas se ha visto mermada en las últimas arribadas.

“Podría ser una mezcla de todos esos elementos y eso es grave. Lo que recomendaría, primordialmente, sería hacer un estudio del agua para saber qué está pasando”, indicó.

 

Aparecen muertos peces y tortugas

Las autoridades de medioambiente informaron ayer lunes la extraña muerte de más de 800 peces, dos delfines y dos tortugas paslama en las costas del Pacífico sur del país.

Se encontraron “más de 800 peces muertos a lo largo de cerca de 1,500 metros” de playa del departamento costero de Carazo (sur), afirmó el director de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, Carlos Mejía, a la oficialista Radio Ya.

También se hallaron muertos dos delfines en la desembocadura del río Escalante, en el Pacífico sur, así como dos tortugas paslama en un refugio silvestre de la zona por causas aún desconocidas, indicó el funcionario.

Mejía dijo que una delegación del Ministerio del Ambiente, del Instituto de la Pesca y de la Fuerza Naval viajó al lugar para investigar la muerte de estos animales, la cual algunos comunitarios atribuyen al uso de explosivos para la pesca en aguas del Pacífico.

 

Posibles causas

“Puede existir un sobrecalentamiento de las costas del Pacífico, y también que estén pescando con bombas que afectan a las especies del ecosistema marino”, manifestó el doctor Jaime Incer Barquero.