•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los empresarios Álvaro Montealegre Rivas y Roberto Bendaña, junto al economista Hugo Paguagua Baca, ocupaban esta mañana el banquillo de los acusados, durante el inicio de la audiencia en la que la Fiscalía leerá los cargos que enfrentan por la presunta estafa a las monjas teresianas.

Montealegre Rivas fue el primero en ingresar a los juzgados capitalinos. Dos minutos después hacía lo propio el economista Paguagua y por último apareció Bendaña, quien ingresó al auditorio del Complejo Judicial Central de Managua, donde ya los esperaba el juez Henry Morales, titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia.

En lugar también se encontraban los representantes del Ministerio Público.  A los tres imputados la Fiscalía les atribuye la presunta autoría de los delitos de estafa agravada y ofrecimiento fraudulento de documentos de créditos.

Los tres ciudadanos fueron denunciados por las religiosas de la Compañía Santa Teresa de Jesús por una presunta estafa que supera los US$526,000.

Los empresarios aparecen como los dueños de International Investments and Financial Services, INC, una sociedad anónima creada para brindar servicios financieros en Nicaragua, pero con domicilio en Panamá y que captó el dinero de las teresianas a través de certificados de inversión y que ahora no aparece.