•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni


La Fiscalía solicitó esta mañana al juez Henry Morales, titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia, el arresto domiciliar con vigilancia permanente para los tres acusados por la presunta estafa a las religiosas de la Compañía Santa Teresa de Jesús.

Además, el Ministerio Público pidió al judicial que prohíba salir del país a los acusados Álvaro Montealegre Rivas, Roberto Bendaña y Hugo Paguagua, los tres empresarios ligados a International Investments and Financial Services, INC, la sociedad anónima que captó el dinero de las teresianas a través de certificados de inversión.

La Fiscalía también se solicitó el levantamiento del sigilo bancario y tributario, así como el congelamiento de cuentas bancarias y cualquier otro activo que los acusados posean.

Las medidas cautelares fueron solicitadas por el fiscal auxiliar Douglas Vargas, durante el inicio de una audiencia en la que los imputados escucharon los cargos de estafa agravada y ofrecimiento fraudulento de activos de créditos.

Al tomar la palabra, la abogada Mayra Urbina, promovió un incidente de nulidad a favor de su defendido Roberto Bendaña, alegando que su cliente ya no era socio de International Investments and Financial Services, cuando ocurrió la presunta estafa.

Urbina alegó además que su cliente nunca tuvo relación alguna con las monjas teresianas, ni recibió dinero de las religiosas.