•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua está dispuesta a dialogar con Colombia para lograr un tratado, pero solo si este es para darle cumplimiento al fallo de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, afirmó el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un mensaje a la nación y en respuesta al planteamiento de su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, que afirmó que el fallo es “inaplicable” si no hay un tratado para definir los límites entre ambos países.

“Le tomamos la palabra al presidente Santos y a la canciller Holguín, estamos dispuestos a trabajar para que a partir del fallo de la Corte, de esa sentencia de la Corte, lleguemos a un acuerdo que nos permita hacer el tránsito de una situación donde había una disputa, a una en que ya ha sido resuelta y se ha establecido de parte de la Corte: esto es de Colombia, esto es de Nicaragua”, expresó Ortega.

No confrontación

En relación con las declaraciones del presidente Santos, Ortega dejó otros dos puntos además de este acuerdo. Planteó la ratificación de no llevar esta situación a una confrontación, “que prevalezca la paz”, y recordó que la propuesta de Nicaragua ha sido dialogar tanto con Colombia como con Costa Rica.

Y en tercer lugar, Ortega abordó el tema de la plataforma continental, catalogando de “ridículo” el planteamiento de Santos al llamar “expansionista” a Nicaragua, cuando Nicaragua ha sido víctima del expansionismo en diferentes momentos de su historia.

“Es un asunto de leyes, no un asunto de expansionismo. El expansionismo se impone por la fuerza, por el chantaje, por la fuerza de las armas, por la ocupación militar. Aquí hablamos que ambos acudimos al juez, aceptamos ir al juez, y, por lo tanto, estamos obligados a cumplir la sentencia que dictó el juez”, remarcó Ortega.

Recordó que Nicaragua se acogió a la Comisión de Derechos del Mar, y eso es “normal”, detallando que en este momento 67 estados tienen demandas en esa materia, acogidos a los acuerdos por los organismos internacionales y Naciones Unidas, y que de estos estados nueve son latinoamericanos y caribeños, y Nicaragua es uno.

Que Costa Rica aclare

Sobre el apoyo que Costa Rica está dando a la posición colombiana, Ortega pidió que “Costa Rica deje claro” si continuará en la CIJ, recordando que Nicaragua tiene pendientes demandas con el vecino país.

“Nos preocupa que se esté vulnerando el derecho internacional, porque es el instrumento que tenemos los pueblos, y ese instrumento se creó para evitar las guerras por territorio”, sostuvo Ortega.

Ortega recordó que Nicaragua reclamó San Andrés y el archipiélago, pero la Corte decidió dárselos a Colombia, y definió las fronteras marítimas con las que le dio a Nicaragua 90,000 kilómetros en territorio marítimo.

 

Colombia da espalda al derecho internacional

Para el especialista en derecho internacional, Mauricio Herdocia, lo más sorprendente del planteamiento hecho por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, es que ha colocado a Colombia “de espaldas al derecho internacional”.

“Es absolutamente violatorio al derecho internacional que ahora pretende reescribir el fallo de la Corte, asignándole a territorios insulares que estaban enclavados una zona contigua integral de 24 millas náuticas, eso lo que hace es destruir la arquitectura del fallo y volver a reconstituir una muralla de contención frente a la costa de Nicaragua”, explicó Herdocia.

Inaplicable el discurso

Por su parte, Antonio De León Borge, analista de Derecho Internacional, manifestó que de los cuatro puntos planteados por el presidente Santos, ninguno debería afectar a Nicaragua, porque el fallo es “inapelable y de estricto cumplimiento”, por lo que la “inaplicabilidad es la posición colombiana”.

“Argumentan que para delimitar sus fronteras necesitan un tratado, pero eso lo hubieran pensado antes de someterse a la jurisdicción de la Corte. Ellos aceptaron ir tras la demanda de Nicaragua en 2001, y se siguió un proceso largo y tedioso, y en ningún momento hasta antes del fallo Colombia dijo que (lo) iba a desconocer”, recordó.

Ni una gota de agua

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, dijo que ni una gota de agua se negociará con Colombia, y que el único procedimiento posible es apegarse al fallo de La Haya, donde se reconocen los derechos de Nicaragua en la plataforma marítima que se le restituyó.

“Tanto Colombia como Nicaragua fuimos a la Corte Internacional, conocimos su jurisdicción, y, sencillamente, si reconocimos al momento de dirimir esta situación, pues, sencillamente, ese fallo tiene validez. Es invariable”, dijo Avilés.

Posición de fuerza

El magistrado de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, Carlos Guerra, consideró que la posición de Colombia es “de fuerza”, no del mundo “civilizado. “Creo que los Estados Unidos deben tomar acciones sobre esto. Así como quieren tomar acciones en otros lados, en este caso que lo tomen, porque es primordial para la estabilidad de los países centroamericanos”, afirmó.

 

(Con la colaboración de Massiell Largaespada y de Miguel Carranza Mena)

 

“Ni una gota de agua”

“No hay una forma de volver a un estado diferente de lo que la Corte dictó. Ni una sola gota de agua de lo que nos ha correspondido hay que negociar”, dijo el jefe del Ejército general Julio César Avilés.