•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Unidad Especializada Anticorrupción y contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, abrió otra investigación contra los tres acusados de estafa agravada y ofrecimiento fraudulento de activos de crédito en perjuicio de las monjas del Colegio Teresiano.

La cita para la segunda investigación llegó este miércoles a las residencias de Bendaña y de Montealegre, quienes desde hace dos días están bajo arresto domiciliar con presencia policial.

Bendaña está citado para mañana viernes a las 10:00 a.m. en el Ministerio Público, “para ser notificado y entrevistado” por una nueva denuncia, según el citatorio firmado por el fiscal auxiliar, Giscard Moraga Guillén.

Imposibilitado

Bendaña, consultado vía telefónica, dijo no saber el origen de la segunda denuncia, a la vez que aclaró que está imposibilitado de asistir al llamado del Ministerio Público por estar bajo arresto domiciliar con vigilancia policial permanente.

La abogada Helga Asher, defensora de Montealegre, confirmó que su representado también fue citado por el Ministerio Público para mañana viernes a las 8:00 a.m.

“Sí, es cierto, fue citado para el viernes a las 8:00 a.m., pero él --Montealegre-- no puede asistir porque está bajo arresto domiciliar”, dijo Asher vía telefónica.

Por su parte, la abogada Johana Fonseca, defensora del tercer acusado, Hugo Paguaga, quien también está bajo arresto domiciliar, aseguró a su representado que hasta ayer por la tarde no le había llegado una nueva cita del Ministerio Público.

Policías en las entradas

Tal como lo estableció el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales, la Policía mantiene vigilancia en la entrada a las residencias de Montealegre, de Paguaga y de Bendaña. Este último dijo que, en su caso, la Policía solo permitió el ingreso a la residencia que renta a los dueños, quienes ayer la andaban mostrando a los nuevos inquilinos que la ocuparán a partir del próximo mes.

El empresario Roberto Bendaña consideró excesivo el actuar policial, “porque la resolución no dice que van a impedir la entrada de las personas a nuestras casas”.

Situación similar se vivió en las residencias de Montealegre y de Paguaga, donde los policías encargados de vigilarlos, a través de los portones se limitaron a decir que no podían recibir visitas.

 

Llueven más demandas contra Almori

El plazo para que los 73 extrabajadores del centro de llamadas Almori demanden por la vía judicial está por expirar, esto porque Álvaro Montealegre no se presentó ni envió representante, justificando su incomparecencia al trámite de mediación con los 73 exempleados, constató El Nuevo Diario en el Ministerio del Trabajo.

Al no comparecer Montealegre, el Mitrab entregará hoy a las 1:00 p.m. constancia a los trabajadores que agotaron la vía administrativa, la cual servirá a los extrabajadores de Almori para poder presentar sus demandas en la vía judicial, explicó el pasado lunes la directora de Derecho Colectivo del Ministerio del Trabajo, Wendy Zeledón González.

No hay justificación

El que Montealegre permanezca preso en su residencia desde la tarde del pasado martes por su presunto involucramiento en la estafa agravada denunciada por las monjas del Colegio Teresiano, no justifica su no comparecencia.

En la Dirección de Derecho Colectivo del Mitrab, entre el pasado lunes y ayer miércoles, otros nueve extrabajadores de Almori presentaron sus demandas laborales, ante lo cual citaron para el trámite de conciliación a Montealegre, y en caso de no comparecer o enviar representante le será dado un plazo de tres días --hábiles-- para que justifique su ausencia.

Lo que demandan los trabajadores

En las demandas contra Almori, los exempleados de ese centro de llamadas exigen el pago parcial de la primera quincena del pasado mes de agosto y la cancelación total de la segunda quincena, igualmente, reclaman el pago de sus prestaciones de ley --vacaciones y aguinaldo proporcional--, además de la liquidación final que es la indemnización por años de servicio: un mes de salario por cada año laborado hasta un máximo de cinco meses.

 

Bendaña señala a Montealegre

Roberto Bendaña aseguró vía telefónica, que el principal dueño de la empresa “Café Don Paco” --presuntamente capitalizada con los US$400,000 de las monjas teresianas--, era Alvaro Montealegre, con el 68.5% de las acciones.