•  |
  •  |
  • AFP

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, se declaró el miércoles "preocupado" por las indagaciones que hace la fiscalía al Instituto Republicano Internacional (IRI) por supuesto delito electoral.

"Estamos un poco preocupados por el tratamiento que ha recibido aquí el IRI, que es una organización no gubernamental (ONG) estadounidense, y siempre ha actuado conforme a la ley en forma abierta y transparente", dijo Callahan a periodistas tras un encuentro con empresarios de la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense.

El diplomático dijo que las ONG de Estados Unidos están en Nicaragua "para apoyar a los nicaragüenses a promover su desarrollo económico y su democracia, y es importante que tengan oportunidad de hacer eso".

La Fiscalía electoral investiga al IRI por una supuesta violación de la ley electoral en ocasión de la visita a Managua del ex presidente de México Vicente Fox, el 12 de agosto, en la que opinó sobre los comicios municipales locales del 9 de noviembre, en abierto apoyo al candidato del derechista Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

En su defensa, el organismo ha dicho que su actividad en Nicaragua ha sido realizar seminarios, foros y capacitaciones para facilitar espacios abiertos al diálogo constructivo entre los nicaragüenses.

El embajador manifestó que envió una carta a diferentes personas del gobierno expresando esa preocupación y para solicitar a la fiscalía que se de un plazo de dos semanas para que el IRI presente sus libros contables en el proceso investigativo que se le sigue.

El gobierno respondió de forma gentil y rápida y la petición fue concedida y "estamos muy contentos con el resultado", añadió.

Callahan desestimó que ese incidente afecte las relaciones bilaterales entre ambos gobiernos, aunque reconoció que las relaciones "siempre son complicadas" en las que cada país tiene sus propias opiniones.

"Yo diría que hay factores difíciles en las relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos. Hay problemas, no cabe duda, hay problemas", enfatizó el diplomático. Sin embargo, hay una comunicación abierta y fluida con la cancillería y con frecuencia "tenemos conversaciones muy francas y abiertas y el resultado es un entendimiento entre los dos países", precisó.