•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El estado de salud del niño Ronny Rivas Chávez empeoró la tarde del miércoles, según el director médico de la Unidad de Cuidados Intensivos de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua, Aproquen, Mario Pérez, por lo que debieron trasladarlo al Hospital La Mascota.

“El niño venía dando signos de mejoría. Desgraciadamente, tuvo un cuadro de problemas en la respiración, se le hicieron radiografías y retrocedió su situación pulmonar”, indicó.

En ese sentido, “en consenso con los especialistas” determinaron que las quemaduras de segundo y de tercer grado que presenta en el 56% de su cuerpo “ya no son su mayor problema”.

“Se determinó con la valoración de un equipo de pediatras, que era mejor que fuese atendido en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de referencia nacional de la niñez, porque ahí tienen especialistas que le podrán ayudar”, insistió.

El pequeño se encontraba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos de Aproquen, desde el pasado 16 de julio, cuando sufrió quemaduras al caerle una porra de yuca caliente encima, y desde hace 38 días se encuentra conectado a un respirador artificial.

Asimismo, el especialista expresó que aunque Ronny fue trasladado, Aproquen lo continúa ayudando con sus medicamentos y con la alimentación necesaria para su recuperación.

“La pediatra intensivista que lo atenderá en La Mascota es la misma que lo atendía con nosotros en Aproquen, así que estamos en coordinación para suplir las necesidades que tenga, pero ellos tienen especialistas que le ayudarán más con sus problemas pulmonares”, sostuvo.

Con mucha fe

Jairo Rivas, el padre de Ronny, dijo que les informaron que el niño se “había puesto malito de sus pulmones”.

“Lo tuvieron que trasladar para que los especialistas lo atiendan, no nos han dicho qué le harán, pero en sus exámenes sale que está mal de sus pulmoncitos”, explicó.

En tanto, Magdalena Chávez, la madre del pequeño, comentó que lo pueden ver por ahora dos veces al día. Todavía no sé qué está pasando con el niño.